La hija de Paz Padilla ya está preparada para el verano después de haberse hecho un cambio de look, apostando por aclarar su pelo aún más.


Anna Ferrer Padilla se ha unido a la moda de los cambios de look post cuarentena. El decreto del Estado de Alarma el pasado 14 de marzo en nuestro país obligó a muchos negocios a cerrar sus puertas, entre ellos, las peluquerías. Sin embargo, desde hace unas semanas, han podido abrir sus puertas, algo que ha alegrado mucho a todos, ya que estaban deseando ponerse a punto para el verano.

Esto es lo que ha hecho Anna Ferrer Padilla. La hija de Paz Padilla compartía este pasado jueves la gran noticia de que iba a acudir a su centro de belleza de confianza para dar un giro a su imagen. Y dicho y hecho. Sin embargo, ha preferido mantener a sus seguidores con la intriga y no ha sido hasta este viernes cuando ha mostrado el resultado.

Después de muchos mensajes por parte de sus seguidores, Anna Ferrer se ha visto en la obligación de mostrar el resultado final, que no puede gustarle más: «Estoy súper enamorada del color… es una locura de bonito. Perdón por no haberlo enseñado ayer, merece la pena que os enseñe el color con luz natural, con lo bonito que es», dice Anna Ferrer muy feliz.

«Estoy muy contenta con el color. Eché la tarde entera, pero merece la pena. Estoy muy contenta, nunca había estado tan rubia desde la raíz. Ayer me veía muy rara, pero ahora estoy súper contenta, la verdad. No sé qué os parecerá», dice nerviosa con las reacciones que tendrán sus seguidores ante este cambio tan radical.

El resultado no puede ser más top para el verano. Se ha cortado la melena recta y se ha dado luminosidad al rostro con mechitas rubias desde la raíz. Anna Ferrer nunca ha sido de este tipo de mechas, pero le aconsejaron tan bien que no dudó en animarse. La joven ‘influencer’ siempre había apostado por hacerse mechas californianas, y el hecho de haberse dado mechitas de raíz hacen que sea su look más atrevido.

Aunque todavía se desconoce de qué manera vamos a poder pasar el verano, está claro que Anna ya está preparada para lo que venga. La hija de Paz Padilla ya tiene hidratado el cabello para esta época y empieza con un cambio de look que todas van a querer copiar. Y es que las melenitas rubias se están llevando tanto este año que la joven no ha dudado en apuntarse a esta tendencia.

Un cambio que llega en el mejor momento

Este cambio de look llega cuando la fase 1 de la desescalada llega a Madrid, lo que le ha permitido reencontrarse ya con su novio. Ha pasado la cuarentena en compañía de su madre, Paz Padilla, en su casa de Madrid. La joven no ha podido estar junto a su novio, Iván, con el que cumplía el primer aniversario de novios en la distancia. Sin embargo, algo más de dos meses después de la última vez que se vieron, la pareja se ha reencontrado.

Coincidiendo con la entrada de Madrid en la fase 1 de la desescalada (que ya permite acudir a domicilios para ver a familiares y amigos con un máximo de 10 personas), Anna e Iván se han reencontrado. Y como no podía ser de otra manera, la joven ‘influencer’ ha grabado el feliz momento.

En este caso ha sido él quien ha acudido a la casa en la que Anna Ferrer vive con su madre. La hija de Paz Padilla ha enseñado cómo ha ido a abrir la puerta cuando han llamado. Al abrir, no había nadie, pero de repente ha aparecido Iván de detrás de un árbol, dándole una gran sorpresa a la ‘influencer’.

Iván, que no podía estar más feliz de ver de nuevo a su novia, también ha querido compartir en su perfil en las redes sociales cómo ha sido el momento del reencuentro. Desde fuera de la casa de Paz Padilla y con la puerta del exterior abierta, ha hecho una foto de Anna yendo a su encuentro.

La cara de la joven lo dice todo. Por fin desde que se decretó el Estado de Alarma, Anna e Iván se han reencontrado. Como no podía ser de otra manera, no ha sido un encuentro sin más, ya que aprovechando que llevaban mucho tiempo sin verse, él decidía quedarse a dormir con ella.

Durante la mañana del miércoles, Anna Ferrer no podía esconder su felicidad y ha compartido con sus fieles seguidores cómo ha despertado. Con una sonrisa que no ha podido borrar de su rostro desde que Iván llegó a su casa, ha enseñado cómo ha vivido el momento más esperado de la cuarentena. Iván, que seguía dormido, está durante todo el Stories abrazando a Anna Ferrer.