La influencer ha puesto rumbo al salón para estrenar las uñas más diferentes y especiales de este invierno


Anna Ferrer ha decidido pasar por quirófano para mejorar su nariz: «Es verdad que no tenía una nariz que llamara la atención, pero a mí estéticamente no me gustaba», afirmaba la hija de Paz Padilla  en su cuenta de Instagram (donde ya cuenta con casi 800.000 seguidores). Lo cierto es que la joven estuvo ausente durante un par de días en las redes sociales, pero tras confesar que se había sometido a una rinoplastia, no ha tenido ningún problema en grabarse vídeos con la férula habitual en estos casos, y compartir todos los planes que está haciendo mientras se recupera por completo. De hecho, la influencer en ningún momento ha dejado de cumplir con sus quehaceres, entre ellos hacerse la manicura.

Anna Ferrer Padilla ha puesto rumbo a su salón de belleza de confianza para renovar sus uñas y cuidar sus manos. Y ojo, porque aunque estamos acostumbradas a verla con colores vivos pero sencillos, en esta ocasión, ha querido arriesgarse y ha apostado por una manicura bicolor.

Anna Ferrer estrena la manicura más inesperada

Desde hace ya algunos meses las uñas se han convertido en el mejor complemento para cualquier estilismo. Y es que el diseño elegido dice mucho de cada persona. Desde que empezó el 2022 las tendencias nos han dejado claro que lo que se lleva ahora son las uñas más bien cortas y sin demasiadas exageraciones. Pero esto no significa que tengan que ser aburridas, y la manicura de Anna Ferrer es el mejor ejemplo.

La influencer se ha decantado por dos tonos totalmente diferentes: crema y negro. Y espera, porque también ha optado por las ya conocidas como uñas ‘wave‘, o lo que es lo mismo, con un diseño que simula las olas del mar y que es perfecto para estilizar las manos, ya que crea un efecto óptico muy favorecedor.

Comprobado: la manicura ‘wave’ también es apta para el invierno

La manicura ‘wave’ disfrutó de su momento de esplendor este verano, cuando muchas de nuestras celebrities más inspiradoras, como Irina Shayk, apostaron por ella con tonos vibrantes y de lo más llamativos. Pero Anna Ferrer acaba de demostrar que también es apta para los meses más fríos, dado que si eliges colores neutros, combinará con absolutamente todos tus looks.

La única premisa para presumir de estas uñas, es llevarlas muy cuidadas. Y esto se consigue fácilmente con un solo gesto: hidratar mucho las manos, ya que el frío y el viento las reseca. Prueba a aplicarte unas gotitas de aceite de oliva, jojoba o coco cada noche, masajeando suavemente hasta su total absorción (sin olvidarte de las cutículas).

Y dicho esto… ¿quieres ver ya la manicura de la influencer? ¡Sigue bajando!