¿Existen alimentos que ayudan a adelgazar? Toma nota de estos ingredientes, avalados por la ciencia, para incluir en tu dieta si quieres acelerar tu pérdida de peso.

Para perder peso necesitamos llevar unos hábitos saludables, practicar ejercicio (será más efectivo si es de fuerza) y tener una alimentación sana y una buena higiene del sueño. Lejos de suplementos milagrosos o fórmulas mágicas para adelgazar, podemos encontrar apoyo en algunos alimentos llamados "quemagrasas" que, según la ciencia, contribuyen a acelerar el metabolismo y a eliminar grasa acumulada. Apúntate estos ingredientes que favorecen la pérdida de peso desde la mesa.

Isabel Junot infusión para activar metabolismo

También te interesará

Esta es la infusión natural y diurética que toma Isabelle Junot para acelerar el metabolismo

¿Por qué se les llama alimentos ���quemagrasas”?

Cuando hablamos de alimentos “quemagrasas” realmente a lo que se hace referencia es a la oxidación de las grasas, el proceso mediante el cual el organismo utiliza las grasas para producir energía y que, por lo tanto, facilita la pérdida de peso. Pero para bajar de peso no basta con comer alimentos que aceleren el metabolismo lipídico.

Marcos Vázquez, experto en fitness y nutrición y autor del blog Fitness Revolucionario, explica que “para perder grasa hay que crear un déficit calórico para que el cuerpo haga uso de sus reservas. Es decir, comer menos de lo que gastas. Al reducir la ingesta calórica fuerzas al cuerpo a cubrir la diferencia con sus reservas de grasa”. Sin embargo hay determinados alimentos que favorecen esa pérdida de grasa dentro de una alimentación sana y equilibrada. A estos ingredientes se les ha dado el apelativo de “quemagrasas”.

Sabiendo que para adelgazar hay que sumar una serie de elementos, y teniendo claro que los alimentos que contribuyen a bajar de peso son un complemento de la dieta que le da un empujoncito al metabolismo, veamos cuáles son los ingredientes, o alimentos "quemagrasas", que van a facilitar que restemos kilos en la báscula.

1. Café

La cafeína que contiene el café es un estimulante del sistema nervioso que ayuda a elevar la oxidación de las grasas y la quema de calorías.

Un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition, llegó a la conclusión de que la ingesta de cafeína estimula tanto la lipólisis como el gasto energético. Otro estudio de la Universidad Estatal Politécnica de California observó el efecto de la cafeína y los polifenoles  en la tasa metabólica y la oxidación de lípidos en reposo después de hacer ejercicio. “Nuestros resultados corroboran que el uso de cafeína y polifenoles en la dieta respalda los esfuerzos por reducir la adiposidad y mejorar la composición corporal general. Se puede concluir que la respuesta termogénica observada fue directamente atribuible a la suplementación con cafeína y polifenoles” aseguran los científicos.

The American Journal of Clinical Nutrition

Universidad Estatal Politécnica de California

Tomar café a diario, mejor sin azúcar, es una buenísima estrategia para acelerar el metabolismo y ayudar en la quema de grasas, especialmente si haces ejercicio.

2. Té verde

Es la infusión preferida de la reina Letizia. El té verde es una bebida completísima que no solo tiene efectos depurativos, que ya de por sí favorecen la pérdida de peso al facilitar el drenaje de líquidos por el organismo, también es un ingrediente antioxidante y uno de los más famosos alimentos“quemagrasas”.

Luz García Toro, directora de comunicación de Luxmetique, cuenta a Semana que “el té verde, es rico en catequinas, una sustancia muy interesante que ha demostrado aumentar el proceso de termogénesis hasta en un 40%”. 

Además, los investigadores han descubierto que la combinación de las catequinas del té verde y la cafeína incrementa el metabolismo y la quema de grasa hasta 24 horas después de la ingesta.

Esta fue la conclusión de un metaánalisis publicado en la revista Obesity Reviews que determinó de que la combinación de catequinas y cafeína elevan el gasto de energía en el organismo. “En comparación con el placebo, la oxidación diaria de grasas sólo aumentó significativamente después de la ingestión de mezclas de catequina y cafeína”.

A estas propiedades hay que sumarle su poder antiox, ya que combate la actuación dañina de los radicales libres, responsables del envejecimiento prematuro.

3. Guindilla

Los alimentos picantes aumentan la temperatura corporal en el organismo gracias al proceso de termogénesis. De esta manera se consume más energía en su digestión y se queman más calorías, es decir, ayudan a adelgazar.

Un estudio publicado en la revista International Journal of Obesity ha demostrado que existe una disminución del apetito y un aumento del gasto energético tras la ingesta de chile, guindilla o pimiento rojo. Los alimentos picantes no solo acelerarían la oxidación de grasas, también tienen un efecto saciante que nos ayuda a controlar el peso de manera más eficaz.

International Journal of Obesity Pues espolvorear chile en polvo en tus platos, cocinar sofritos o guisos con guindillas o darle un toque picante a tus tostadas. Aportarás sabor y una pincelada nueva a tus elaboraciones que, además, te ayudará a controlar el peso.

El té verde ayuda a quemar grasas
El té verde contiene catequinas que aumentan el proceso de termogénesis. (Pexels)

 

4. Proteínas

 

Después del agua, la proteína es el componente principal de nuestro cuerpo, y tiene una participación activa en casi todos los procesos celulares. La proteína en general aporta saciedad, previene la pérdida muscular y aumenta la termogénesis, acelerando el metabolismo y la oxidación de grasas o lípidos. Los huevos, la carne magra, el pescado, el queso… son ingredientes que ayudan a cuidar la salud de los músculos y que contribuyen a la pérdida de peso.

 

Según un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition “existe la evidencia de que aumentar la proporción de proteínas en la dieta, mientras se controla la ingesta total de energía, puede mejorar la composición corporal, facilitar la pérdida de grasa y mejorar el mantenimiento del peso corporal después de la pérdida de peso”. Razón de peso para incluir más proteína (de forma moderada) en la dieta.

The American Journal of Clinical Nutrition

5. Vinagre de manzana

 

El vinagre de manzana es un ingrediente que se ha puesto de moda en los últimos años gracias a celebrities que van predicando sus bondades después de asesorarse por especialistas en nutrición. ¿El vinagre ayuda a adelgazar?

celebrities

En un metaanálisis, publicado en BMC Complementary Medicine and Therapies, se analizaron 9 estudios exhaustivos con el objetivo de realizar un examen sistemático de los efectos del vinagre de manzana en los perfiles lipídicos y los parámetros glucémicos en adultos. Es decir, lo que querían era observar los efectos del vinagre de manzana en el metabolismo de las grasas y de la glucosa en el organismo.

 

Los resultados fueron sorprendentes. El metaanálisis, elaborado por un equipo de científicos con el médico nutricionista Amir Hadi, profesor adjunto en la Universidad de Ciencias Médicas de Isfahán (Irán) a la cabeza, observó que el consumo de vinagre de manzana disminuyó significativamente el colesterol total sérico y la glucosa plasmática en ayunas. La conclusión a la que llegaron los científicos sobre este análisis fue esta: “encontramos un efecto favorable significativo del consumo de vinagre de sidra de manzana sobre la glucosa en sangre en ayunas y sobre los niveles de lípidos en sangre”. Esta afirmación supondría que consumir vinagre de manzana a diario favorecería la quema de grasas y la pérdida de peso.

 

Estos alimentos "quemagrasas", combinados con ejercicio físico, hábitos saludables, una buena higiene del sueño y una dieta sana y equilibrada van a ser un punch para tu metabolismo como apoyo en la quema de grasas. Como decía Séneca “no hay viento favorable para el que no sabe dónde va”. Si conoces el camino para conseguir tus objetivos ya tienes mucho ganado.

punch