«Bajos los efectos de los somníferos no soy consciente de hacer muchas cosas, mi novio me dice que parezco otra persona cuando me tomo las pastillas», admite la sobrina de Isabel Pantoja.


Después de abandonar ‘Sola’ tras permanecer 8 días dentro del pisito del reality de producción propia de Mediaset, Anabel Pantoja se sienta en ‘Sábado deluxe’ para confesar públicamente su adicción a los somníferos. Un testimonio desgarrador que ha dejado a sus compañeros boquiabiertos y que narra después de tomar consciencia del peligro de esta enfermedad. 

Instagram

“Me he dado cuenta de la dependencia que tengo, tomo diariamente más del doble de lo que me aconseja mi doctor. Empezando por mi madre, pasando por mi familia y terminando por mi pareja, están hartos y quieren que busque una solución. Están a mi lado y lo pasan mal al verme así, a veces me oculto para tomar las pastillas y que no me vean”, asegura la sobrina de Isabel Pantoja. 

La colaboradora de ‘Sálvame’ hacía hincapié en que no quería frivolizar con el tema y quería ayudar a la audiencia con su testimonio. Un tema serio que comienza a ser crítico cuando se hace público el vídeo en el que discute con su chico y que tantos quebraderos de cabeza le ha traído. «El problema no era la bebida», asevera. Tras esto, Anabel Pantoja echó la vista atrás y apunta a que comenzó a recurrir a las pastillas para dormir a los 20 años. «Todo empieza cuando me independizo, me voy a un piso, vengo a la tele y cambia mi vida. Me da pánico dormir sola y empiezo con esto. Lo hago como quien se echa crema en la cara», relata.

Se lo ha ocultado a su madre

Telecinco

Toda su familia está preocupada, en especial su madre, a quien se lo ha intentado ocultar durante años y quien se ha enterado hace poco. «Me acostaba con una pastilla y daba vueltas, empiezo y no voy al médico porque me daba miedo que mi madre se asustara. Toda mi gente está muy disgustada con este tema«, insiste. Además, también reconoce que su padre, hermano de Isabel Pantoja, se estaba enterando de su problema en directo porque no quería llamarle para preocuparle.

De la misma forma, Anabel Pantoja también ha confesado que ahora se toma más dosis de las recomendadas por los médicos, algo que le ha hecho tomar consciencia del gran problema que tiene. «Yo ahora me tomo tres somníferos y antes de cenar dos pastillas para la ansiedad», afirma. Quien no está de acuerdo con sus hábitos es su chico, Omar Sánchez, que asegura que Anabel Pantoja es otra persona cuando se toma las pastillas para dormir. «En un futuro me gustaría ser madre y no quiero verme así, es una manera muy vaga de afrontarlo. Hay cosas de las que no me acuerdo, un día compré tres pantalones. Bajos los efectos de los somníferos no soy consciente de hacer muchas cosas, mi novio me dice que parezco otra persona cuando me tomo las pastillas«, admite.

Belén Esteban, muy preocupada por su amiga Anabel

Instagram

Al escuchar su testimonio, Kiko Matamoros se ha solidarizado con su compañera y ha asegurado que se sentía identificado con lo que estaba contando. Por eso, ha animado a la prima de Kiko Rivera a que acuda a especialistas que le puedan ayudar con su adicción. Por otro parte, Belén Esteban se ha mantenido en silencio durante los primeros minutos de la entrevista y después ha reconocido que estaba a punto de soltar alguna que otra lágrima.

«Soy amiga de Anabel y yo sabía que tomaba una pastilla para dormir. Esta tarde la he llamado y le he dicho que me hubiera gustado saberlo. Tiene un problema, tienes que tener ganas de hacer lo que te digan», apostillaba la de Paracuellos del Jarama. Acerca de lo que opina su tía sobre el asunto, Anabel reconoce que la tonadillera quiere que se cure y acabe con su adicción lo antes posible. «Lo pasa mal porque no quiere que siga con esto, le duele porque soy como una hija para ello», reconoce.

Tras esto, la que fuera concursante de ‘GH VIP 7’ ha admitido que va a conocer a tratárselo con un profesional por el bien de su salud y la de los suyos, sobre todo por su chico. «(Omar) me demuestra que tiene mucha más madurez que yo, está harto, él me lo dice con tanta dulzura y respeto, no me hace sentir mal pero vaya tío que tengo al lado. Me da mucha impotencia, me da angustia porque quiero dormir y no puedo«, asevera.