La madre Canales Rivera ha contado que lleva años sin hablarse con el Dj, al que ha hecho un llamamiento público desde el plató de ‘Sálvame’.


Teresa Rivera, madre de José Antonio Canales Rivera, se ha sentado este miércoles en el plató de ‘Sálvame’ para hablar del concurso de su hijo en ‘Secret Story’, así como de su inexistente relación con Isabel Pantoja. Aunque en los inicios de su noviazgo con Paquirri se llevaban bien, hace años que no se habla con ella. También ha hablado de su prolongado distanciamiento con su sobrino, Kiko Rivera.

Así habla de su relación con Kiko Rivera: «Siempre he sido la mala»

La gaditana no oculta que le encantaría tener relación con el Dj, pero a lo largo de los años solo ha encontrado impedimentos para que entre ellos exista roce alguno. En ese sentido, la cantante ha tenido mucho que ver. «Hay algo que no le deja reencontrarse conmigo. Ella es su madre y yo soy la hermana de su padre. Siempre he sido la mala y seguiré siendo la mala. Isabel Pantoja es la que lo ha pensado siempre», ha recordado.

Son muchos años sin poder tener el vínculo que desearía con el hijo de su hermano, pero no pierde la esperanza de que todo cambie. Por eso no ha dudado en hacerle un llamamiento público, aprovechando su comparecencia ante las cámaras de televisión.

«Aún no he visto a Kiko Rivera, tengo que decirle una cosa que tiene que ver conmigo y con su padre», decía, sin dar más detalles sobre el tema que quiere tratar con el Dj. La hermana de Paquirri entiende perfectamente que Kiko se haya aproximado a su madre a raíz de la muerte de doña Ana: «Es su madre y como yo soy madre quiero tener a mis polluelos en mis brazos».

Gtres

Teresa Rivera ha contado que cuando su hermano empezó a salir con Isabel Pantoja las dos se llevaban muy bien. Pero el buen rollo se esfumó de golpe y porrazo a raíz de un suceso «que le partió por la mitad» y que supuso una revelación sobre la que fuera su cuñada. Desde entonces nada fue igual. Y a día de hoy no hay nada entre ellas.

Lo que más lamenta de la ruptura con la Pantoja es haber perdido tiempo con su sobrino Kiko. «Así lo quisieron y tuvimos que acertarlo. Ha sido duro, triste, desesperado, de todo», ha recordado. El tiempo que llevan sin verse pesa, pero no pierde la esperanza de volver a reencontrarse con él.

La última vez que estuvo en Cantora fue el día del bautizo de Kiko Rivera

La última vez que estuvo en Cantora fue el día que su sobrino recibió el sacramento del bautismo. Lo que recuerda de esa tensa e incómoda jornada para los Rivera es que compartió «malamente» con su hermano y que «pasaron cosas». La andaluza no quiso profundizar sobre un día en el que sucedieron cosas que no fueron «bonitas».

Al escuchar sus palabras, María Patiño ha revelado lo que sucedió en esa importante cita. «La familia de Isabel Pantoja consideraban que Kiko era suyo porque era el hijo de Isabel Pantoja», decía. «Ana, la madre de Maribel, no quería darle protagonismo ninguna a la familia de Paco y estuvo insolente». La colaboradora lanzaba así una información que le llegaba en directo a través de un mensaje de WhatsApp. Incluso leía parte de su contenido. Al parecer, el torero le dijo a Doña Ana«Cuidado porque su familia es sagrada». También reproducía las palabras del torero aquel día: «Estoy hasta las pelotas de alguno a de alguna de la familia de mi mujer».

Isabel Pantoja y Paquirri

«Cantora para mi ya no es Cantora, es una finca más», destacaba. Sin su hermano vivo, esa casa ya no tiene valor alguno: «No está el dueño, tampoco para mí es nada». Y detallaba los motivos: «No quiero entrar en más penas, no paso ni por la puerta cuando voy a Medina. Son muchos recuerdos y es muy fuerte porque todavía para mí mi hermano está presente».

[/lista_enlaces]