El DJ se llevaba las manos a la cabeza al recordar las pocas veces que la tonadillera ha ejercido como madre.


Kiko Rivera se ha vuelto a sentar en ‘Domingo Deluxe’ y ha hecho público que ha comenzado todos los trámites para pedirle explicaciones de forma judicial a su madre, Isabel Pantoja. En medio de sus confesiones más desgarradores sobre la tonadillera, Belén Esteban se ha sincerado con el DJ y le ha mostrado su punto de vista sobre el asunto. En medio de su conversación, la de Paracuellos y el marido de Irene Rosales han protagonizado un fuerte desencuentro a raíz de la defensa de la de ‘Sálvame’ a la cantante.

Telecinco

Belén Esteban reconocía que tenía muchas ganas de encontrarse con Kiko Rivera para decirle su opinión acerca de la guerra abierta que tiene con la tonadillera. La de ‘Sálvame’ hace hincapié en que el joven está en todo su derecho de sentarse en un plató de televisión para reclamar el dinero que su madre le ha ocultado, aunque no llega a alcanzar el motivo del derribo a su madre. «Veo fatal lo que ha hecho tu madre. Hay cosas de la intimidad de una familia que no diría. Tengo que hacerte una pregunta: ¿Ha hecho tu madre algo bueno por ti en tu vida?«, decía la colaboradora.

Ante la pregunta tan profunda que le planteaba Esteban, Kiko Rivera confesaba que solo había hecho una cosa buena por él en su vida: hablarle siempre bien de su padre. Sin embargo, al echar la vista atrás, el DJ se llevaba las manos a la cabeza al recordar las pocas veces que la tonadillera ha ejercido como madre. «¿Ha ido a recogerme al colegio? Muy pocas… No ha ido a visitarme al internado, no se ha preocupado por mis notas. Me ha sacado en todas las revistas del mundo, en el escenario…», rememoraba.

Tras estas palabras, Kiko Rivera se sinceraba del todo y recordaba una anécdota de hace unos años para poder explicarle a Belén Esteban el clase de madre que era Isabel Pantoja. «Me dio un ataque de gota y se me quedó la rodilla que no podía estirarla. Estuve quince días en el hospital, era cuando mi hija ya había nacido. Mi madre no estuvo conmigo ni un día. Pero lo que más me dolió es que en ese momento que me tocaba a mi hijo Francisco, no se quedara con él. Le prestaba más atención a su nieto Alberto porque era la época en la que mi hermana no se llevaba con mi madre y tenía ese miedo de que no le dejara verlo. Al único nieto que ha ido a recoger al colegio ha sido Alberto. Ella no va a por mis hijas porque dice que hay cámaras«, relata.

Telecinco

La llamada princesa del pueblo ha insistido en que no le parecía bien todos los detalles sórdidos que hacía sobre Cantora y hacía hincapié en que esperaba que nunca se arrepienta de sus intervenciones televisivas en los últimos meses. Sin embargo, estas palabras no agradaron al invitado y no dudó en hacérselo ver haciendo una comparativa con su lucha con Toño Sanchís y su guerra con su madre.

«Me parece fatal que tu madre no te quiera hablar. Me parece muy bien y estoy muy agradecida que tú estés aquí. ¿No te entran ganas de coger a tu abogado y presentarte en Cantora y decirle a tu tío Agustín que se fuera y sentarte a hablar con ella?», pregunta Esteban. Ante la negativa de Kiko Rivera, la colaboradora de ‘Sálvame’ insistía en defender en algunos aspectos a la cantante, algo que no sentó bien al invitado (ni al resto de colaboradores).

«No intentes justificarla»

Telecinco

«Belén, te quiero mucho pero empiezo a estar harto de que intentes justificarla. ¿Quieres darle el diploma a la mejor madre del siglo?«, contestaba de forma contundente Kiko Rivera. Y tras esto, aseveraba que si tanto aprecio le tenía a la cantante, que se la llevara quince días a su casa. «A tu madre no me la tengo que llevar, tengo a la mía. A la tuya la he visto cuatro veces. Tienes que entender que igual que pienso yo, piensa mucha gente. Espero que arregles las cosas pero te digo, por la educación que me han dado en casa, que una madre es una madre», se defendía la colaboradora.

El resto de colaboradores no dudaron en salir en defensa de Kiko Rivera y le quisieron recordar a Belén Esteban su famosa frase: «Hay madres, madrecitas y madrazas». El hijo de Isabel Pantoja volvía a hacer hincapié en que mentalmente no estaba en su mejor momento e intenta entretenerse con lo que puede.