Este jueves se ha celebrado una nueva gala de Supervivientes después de que los concursantes tuvieran que ser evacuados por el temporal. Además, se han producido las primeras expulsiones


Está siendo una semana de lo más movidita en los Cayos Cochinos. La gala de Supervivientes de este jueves peligraba después de que tuvieran que evacuar a todos los concursantes de la isla por un fuerte temporal. A pesar de ese gran susto, es pudo celebrar la gala con Lara Álvarez al frente, como ya es costumbre. Y se produjeron los primeros desterrados de la isla.

José Antonio Avilés, Yiya y Vicky Larraz eran los tres nominados después de que Fani se salvara de las nominaciones en el anterior programa. Finalmente, ha sido la audiencia quien ha querido que fueran las dos mujeres las dos expulsadas de los Cayos Cochinos salvando al colaborador televisivo. Aunque como es habitual no ha sido una expulsión al uso, más bien le han desterrado a otra parte de la isla: Playa Desvalida, tal y como ha contado Jorge Javier Vázquez que asegura que es «una playa que deja mucho que desear».

El nuevo destino de las Supervivientes es Playa Desvalida

Vicky Larraz ha asegurado sentirse «muy decepcionada y triste«. Entre lágrimas ha asegurado que «Yo lo he dado todo, mis compañeros lo saben porque han estado conmigo. Lo he dado todo a nivel emocional, a nivel de luchar por sobrevivir, de explorar… me voy tranquila porque sé que lo he dado todo», ha sido la despedida de Vicky.

«No soy una persona que esté capacitada para vivir de estrellas polares, que no me atribuye nadie el brillar, y que para bien o para mal, brillo sola o me opaco sola», han sido las palabras de una Yiya con mucha más fuerza que la otra desterrada de la isla.