Un año después de abandonar el programa, Terelu Campos ha regresado a ‘Sálvame’. El motivo de su regreso al espacio es su participación en ‘La última cena’. En dicha sección, la hija de María Teresa Campos cocinará en compañía de su compañero Víctor Sandoval. La malagueña, encargada de preparar el menú culinario que degustarán los colaboradores, se ha mostrado contenta a su vuelta. Y muy cariñosa con sus compañeros.

El primero en recibirla ha sido Kiko Hernández, encargado de presentar el espacio esta tarde. «Me gustaría abrazarte y no puedo. Este es un momento solemne y tenía ganas de que llegara. Esto es el principio de algo. Creo que es el principio de que vuelvas tambiñen a tu diario. Porque en este programa se te quiere mucho», le recordaba. También la instaba a hablar de los motivos por los que había dejado ‘Sálvame’, «hace 450 días y entre lágrimas». Pero ella no quiso entrar en ese tema: «No merecen la pena esas cosas. Eso es el pasado ya, es el jurásico», afirmaba. Minutos antes de que Terelu irrumpiera en el plató, el colaborador confesaba que no ha vuelto a verla desde que se fue del programa, y que mantuvo una conversación telefónica con su excompañera. En ella, ésta le recordaba: «Nunca me he marchado de ‘Sálvame’ por ti».

Sus compañeros la reciben con aplausos

Al hacer entrada en el set, sus compañeros la recibían con aplausos y recordándole lo «guapa» y lo «delgada» que está. Terelu admitía que le temblaban las manos de los nervios. Y que tenía sentimientos encontrados. «Hacía mucho tiempo que no entraba aquí. Es una mezcla de muchas cosas, porque este plató ha sido el de ‘Qué tiempo tan feliz’. He estado aquí muchos sábados y domingos. Es el plató de ‘Sálvame’ y de otro programa en el que he sido infinitamente feliz y en el que desarrollaba más mi labor», admitía.

Así ha esquivado entrar en polémicas

«Entiendo perfectísimamente que hayas vuelto a ‘La última cena’, aunque sea a cocinar. Eres especialista en echar balones fuera. La Terelu que más de verdad me ha parecido fue la que cogió el carro de las chufas y se fue», le decía Kiko Matamoros. Aquí se han dicho cosas muy feas de ti incluso de gente que para ti son importantes». Se refería, concretamente al día que Lydia Lozano llamó a su hija, Alejandra Rubio, «pija de mierda». La periodista se defendía: «Ella me llamó a mí vieja de mierda». Una vez más, la hija de María Teresa Campos esquivaba hablar de esta cuestión. «Yo no lo vi, pero me lo contaron», zanjaba. Y luego detallaba que «con el paso del tiempo y de los meses he tenido contacto a través del WhatsApp» pudo resolver este tema con la periodista. Terelu estaba allí para formar parte de la sección de Sergi Arola y Begoña Rodrigo. Y poco más tenía que decir sobre polémicas del pasado.

Lo cierto es que en el vídeo promocional previo a su participación en la sección de cocina, Terelu dejaba claro: «Yo no vuelvo a ‘Sálvame’. Yo vuelvo a ‘La última cena. He venido aquí a cocinar». Toda una declaración de intenciones con la que ha querido distanciarse de la posibilidad remota de volver a ocupar un sillón como colaboradora. En la actualidad está a gusto en ‘Viva la vida’ y no tiene intención de hacer cambios en su vida laboral.

Sus compañeros la reciben con aplausos

Fue en mayo de 2019 cuando Terelu pisaba el plató de ‘Sálvame’ por última vez. En su marcha del programa, en el que trabajó durante más de nueve años, tuvo mucho que ver al famoso tartazo que recibió su hermana, Carmen Borrego, en la versión ‘Okupa’ del programa. Cansada de la presión constante a la que estaba sometida, la colaboradora decía adiós para siempre a la que fue su casa a lo largo de una década. Lo cierto es que detrás de su decisión había también muchos motivos personales que la animaron a buscar un camino profesional más amable. El año pasado fue intervenida en varias ocasiones del cáncer de mama que le fue diagnosticado en 2012.