15 años después de la polémica y 25 tras la desaparición de Ylenia Carrisi, ‘Sálvame’ ha revelado el nombre de la fuente de Lydia Lozano en el caso.


Después de varios días anunciándolo, ‘Sálvame’ ha desvelado el nombre de la fuente de Lydia Lozano en el caso de Ylenia Carrisi. «Hoy, 15 años después, vamos a conocer la identidad de la fuente de Lydia Lozano», anunciaba Jorge Javier Vázquez. Hace 25 años que la hija de Albano y Romina Power fue vista por última vez en la ciudad estadounidense de Nueva Orleans. Desde entonces han sido muchas las hipótesis sobre lo que pasó con ella. En nuestro país, la periodista llegó a defender que la joven seguía con vida. Corría entonces el año 2005. Sus afirmaciones resultaron muy dolorosas para el cantante italiano, que la llevó a los tribunales, acusándola de dar informaciones falsas. La polémica fue tan grande en su momento que Lozano terminó pidiendo disculpas públicamente. Había seguido las pistas falsas de una fuente. Una fuente cuya identidad no ha querido revelar nunca.

Sin embargo, la dirección del programa de Telecinco ha decidido que ha llegado el momento de saber, con nombres y apellidos, quién fue la persona que facilitó informaciones a Lydia sobre el paradero de Ylenia Carrisi hace tres lustros.

Lydia estalla en llanto y abandona el plató

 

Durante la emisión del programa, ‘Sálvame’ anunciaba una y otra vez que ya faltaba poco para descubrir la fuente. La tensión jugaba una mala pasada a la periodista, que estallaba en llanto. «No sé cómo estoy aguantando el tipo tanto esta tarde. Me parece una gran p…, no me lo merezco. No se ha hecho con ningún periodista en este país. Siempre remo a favor de obra», explicaba. «Yo no voy a participar en esto ni en la grada ni allí. Yo me voy a mi casa. Y si queréis me echáis. No voy a participar de una vuelta al pasado«, añadía, con el rostro empañado en lágrimas.

«Yo ya he pagado mucho»

 

«No encuentro el motivo. Ya me lo dijeron: Lydia, somos números. Pero yo ya he pagado mucho y creo que esto no me lo merezco. Una cosa es que venga aquí un señor a hablar de un reportaje que hizo. Pero volver a sacar esto no me lo merezco y como creo que no os habéis portado bien conmigo me voy. Lo siento muchísimo ¡Cojo mi coche y me voy!».

«Hoy soy un número», respondía Lozano cuando Jorge Javier le preguntaba si consideraba que habían sacado el tema «para echártelo en cara». «Yo sabía que iba a explotar y no quiero verme así. No tengo nada que revisar con nadie. Estoy mal, muy mal», exclamaba.

El testimonio de Tino Torrubiano

Al final de la emisión se sentaba en el plató Tino Torrubiano. El reportero ha contado con todo lujo de detalles cómo ayudó a Lydia a investigar en el caso de Ylenia Carrisi. «Me puse en contacto con ella y le dije que si se atrevía, porque era una situación complicada en la que se encontraba Ylenia y vivía con una persona que se dedicaba a negocios turbios y que tenía seguridad que iría a allí a intentar ver qué sucedía».

«Lydia me dijo que lo iba a pensar, que lo iba a hablar, que me iban a mandar toda la información que ellos tenían y me dio los datos. Me dio la fuente en la cual se basaban esos datos«, añadía. «Ella me da todos esos datos. La fuente no la conozco por el nombre, El nombre no me decía nada. Esta fuente tenía su pareja que vivía en la República Dominicaba, en Boca Chica, y era íntima amiga de la pareja de Ylenia. Esta persona asistía a fiesta a través de su amigo y conoció allí a Ylenia», apuntaba el fotógrafo. En su opinión, Lydia «creía que Ylenia estaba vida. Yo creía en la información».

La fuente en cuestión: el italiano Ricardo Zucchi

Poco antes de terminar su hora de emisión, ‘Sálvame’ desvelaba el nombre de la fuente de Lydia: Ricardo Zucchi, un italiano que, al parecer, era amigo de la pareja de la joven. «El italiano Ricardo Zucchi asegura haber visto a Ylenoa Carrisi en más de 20 ocasiones en Santo Domingo», se podía leer en un escrito. «Según él, la primera vez que tuvo que oportunidad de ver a (…) Ylenia fue en 1995. Ricardo, por su parte, comenzó a frecuentar la isla de Santo Domingo porque mantenía una relación con Luis Taveras, un teniente de policía dominicano. Este era y es el mejor amigo de Alexander Suero Álvares, dominicano y marido de Ylenia».

El texto apuntaba, además, que «Ricardo afirma no tener ninguna duda de que esa mujer, de 35 años, guapa, cuidadada, de lamativos ojos azules, es la hija desaparecida de Romina y Albano. En las ocasiones en las que ha podido verla, jamás hemos hablado de este tema, pero un día me dijo ‘Yo también soy italiana’. Yo le respondí: ‘Lo sé’. Se produjo un silencio cómplice», continúa el documento. «A veces he escuchado a su marido llamarle ‘Yli’, y ella responde: ‘No me vuelvas a llamar así’. Entre ellos se llamaban ‘papi’ y ‘mami».

Lydia escuchaba en silencio el testimonio de Zucchi. Pero negó rotundamente que el italiano fuera su fuente. «Ese señor no es mi fuente. Os voy a decir que hablé con mil personas. Juro que que ese señor no es mi fuente», zanjaba.