El colaborador se ha metido con los nuevos pómulos de Anabel Pantoja en 'Sálvame y ha comparado a su compañera con un roedor.


Kiko Hernández ha sacado de quicio a Anabel Pantoja en ‘Sálvame’ después de compararla con un «hámster».

El colaborador se mete con los nuevos pómulos de Anabel

El colaborador comentaba la visita de su compañera a la casa de Guadalix de la Sierra para apoyar a Mila Ximénez. «No sé cómo ayer Mila reconocía a Anabel Pantoja, porque con lo que se ha puesto aquí (tocándose las mejillas)», explicaba en pleno directo.

La sevillana no daba crédito a lo que escuchaba. «¿Tú te has mirado en el espejo, guapo?». Tras levantarse de su asiento y salir del plató, se quejaba: «A mí Kiko Hernández no me llama ni hámster ni ‘hámstar’, ni cobaya. Cada uno hace lo que quiera con su cuerpo. Precisamente del físico él… ¡Se acabó ya!», decía. «¿Quién eres tú para llamarme hámster? ¿El rey de la belleza, Miss Universo?».

Kiko, dispuesto a seguir adelante con su broma, se rellenó los mofletes con el embutido de la merienda de ‘Sálvame’. ¡Yo tenía un hamster de pequeño y ¿sabes lo que hacen? Cogen un montón de pipas y de kikos (inflando sus carrillos)».

Kiko termina pidiendo disculpas

A la colaboradora no le hacía mucha gracia el gesto de Kiko. «¡Mucha guasa la tuya!». Y volvía a quejarse ante sus compañeros: «Aquí cada uno se hace un retoque o se hace algo y no se puede decir nada».

La andaluza optó por alejarse del plató con una bandeja de aperitivos en la mano: «Me están provocando ansiedad, porque yo he venido muy tranquila». El madrileño no paraba de meterse con ella: «Con dos bandejas de estas se te pasa. Vamos a merendar tranquilamente, que esta gente son gentuza. Así con la tontería se está metiendo unos pasteles para el cuerpo que no veas…».

Finalmente, Kiko decidió pedir disculpas a la sobrina de Isabel Pantoja. «Te quiero pedir perdón», le dijo. Al final, ambos hicieron las paces con un amistoso beso en la boca.