«Tengo la cara llena de pinchazos y moratones, esta tarde me he pinchado la cara y no he tenido tiempo ni de maquillarme», confesaba el colaborador.


Kiko Matamoros es uno de los rostros más conocidos de Mediaset. Colaborador habitual de ‘Sálvame’ y ‘Viva la vida’, los espectadores no han pasado inadvertido su último retoque estético. Esta vez cuando se ha sentado en el plató de ‘Sábado Deluxe’ donde pronto las redes ardían con su nueva imagen gracias a la cual se ha convertido en ‘Trending Topic’.

«Tienes a toda España mirando tu cara», le decía María Patiño en riguroso directo eclipsando así un momento de la entrevista de Mila Ximénez. El colaborador ha querido explicarse con todo detalle: «Tengo la cara llena de pinchazos y moratones, esta tarde me he pinchado la cara y no he tenido tiempo ni de maquillarme», confesaba. Y es que llegaba al plató con el tiempo justo para aparecer en antena.

«Es algo que a mí me importa tres pelotas», afirmaba rotundo. Confirmaba que ha sido la doctora Carla Barber, novia de su hijo Diego Matamoros, quien le ha pinchado. «Evidentemente mi aspecto no es el mejor, se me tiene que desinflamar la cara», ha contado. Añadía que se había puesto ácido en el rostro.

Su enfado llegaba con algunos comentarios vertidos en las redes y se mostraba muy duro con una tuitera cuyo comentario no le ha gustado en absoluto. Y es que cuestionaba su próxima operación, Kiko tendrá que entrar en quirófano por temas de salud ya que le tienen que extraer la vesícula. Concluía tajante señalando que sus retoques estéticos nunca habían propiciado una falta en su puesto de trabajo y recordaba que, incluso, cuando falleció su padre cumplió con sus compromisos profesionales.«Porque me pinche la cara no voy a dejar de asistir a la entrevista de mi querida y admirada Mila Ximénez».

Twitter echa humo

Las redes se han llenado de memes, comentarios e imágenes del nuevo retoque de Kiko Matamoros. «Alguien sabe qué se ha hecho en la cara», se preguntaba uno. «Se ha subido los pómulos a la oreja», afirmaba otro. «¿Confirmamos que Carla Barber odia a su suegro?», indicaba otra tuitera algo más osada. Hay quien llegaba a compararle con el mismísimo Frankenstein.

Kiko Matamoros, de 63 años, siempre se ha mostrado a favor de la cirugía estética al igual que su actual pareja, Marta López. El colaborador ha entrado en quirófano en más de una ocasión para cambiar su imagen. Entre sus retoques figura una otoplastia para corregir la morfología de las orejas, ‘lifting’ facial y blefaroplastia para quitar las bolsas de sus ojos. Además, le gusta cuidarse al máximo y practica deporte regularmente para estar en plena forma.