Isabel Rábago quiso abandonar ‘La casa de los secretos’ tras una fuerte bronca, pero su marido Carlos entró por teléfono y con sus palabras de amor logró que recapacitara. La alegría le duró solo unos minutos


Isabel Rábago no pudo más que derrumbarse sobre el sofá del confesionario de ‘La casa de los secretos’ cuando, después de un fuerte enfrentamiento con Cynthia Martínez, acudió a la sala a pedir que le abriesen las puertas porque se iba. La periodista se ha replanteado abandonar la aventura tras encontrarse con Adara Molinero, aspirante a la repesca en el concurso. La presión el encontronazo fue máximo, tanta que terminó por estallar contra una de sus mejores amigas en la convivencia del reality. Isabel Rábago fue la diana de los ataques de Adara en su regreso, mientras que Cynthia optaba por permanecer en un discreto plano y salvarse ella misma. Esta actitud ha sido reprendida por la periodista, que se considera traicionada. Discutieron como nunca antes y la tensión hizo que Isabel Rábago se replanteara abandonar la casa, pero por fortuna su marido, Carlos, entró telefónicamente para insuflarle ánimos con unas románticas palabras que terminaron por dibujar una sonrisa en el rostro de su amada.

“No estoy bien Carlos. No entiendo nada. No sé a qué ha venido esta reacción de Cynthia. Ha llegado a decir que yo la he visto llorando y no le he hecho caso”, comentaba abatida Isabel Rábago a un preocupado Carlos Sobera. El presentador trataba por todos los medios hacer que su amiga levantase la cabeza y recuperase las fuerzas para seguir adelante, pero al ver que le era imposible, cumplió con el deseo del marido de la periodista de entrar por teléfono para decirle lo orgulloso que está de su concurso y lo enamorado que está de ella. Una llamada facilitada por Terelu Campos, amiga de Isabel, muy molesta por cómo se habían desarrollado las cosas y cómo los tres aspirantes a ser repescados en ‘La casa de los secretos’ habían aunado fuerzas para tratar de tumbar a Isabel Rábago.

Isabel Rábago en La casa de los secretos
Foto: La casa de los secretos

Esta llamada telefónica es la primera interacción del marido de Isabel Rábago con los medios de comunicación, pues hasta ahora había preferido permanecer en un discreto segundo plano. Sin embargo, entendió que la ocasión bien merecía la pena y descolgó el teléfono para hablar con su chica: “Estamos muy orgullosos. Te quiero, te queremos, tranquila. Lo estás haciendo genial. Me encanta verte reír, llorar, y desde fuera te apoyamos todos. Tienes que ser así. Da igual lo que digan y lo que dejen de decir. Eres la mejor persona que he conocido en esta vida”, decía Carlos a su amada, que no dejaba de llorar mientras recibía las bonitas palabras de su marido. Se han mostrado muy cariñosos durante su conversación, enterneciendo el plató y al público: “Te amo, me siento muy perdida sin ti, eres la persona más bonita que tengo en mi vida”, le respondía Isabel Rábago.

Isabel Rábago en La casa de los secretos
Foto: La casa de los secretos

La sonrisa se instaló en el rostro de Isabel Rábago. El amor le había dado nuevas fuerzas para enfrentarse a Adara Molinero y a Cynthia, aunque al regresar a la convivencia todo se le vino encima al ver que no solo ellas estaban esperándola, también Miguel Frigenti y Lucía Pariente, otros dos aspirantes a la repesca y enemigos íntimos desde incluso antes de comenzar la experiencia. Junto a Adara, los tres han aunado fuerzas para tratar de desenmascararla y mostrar su verdadera cara, algo que Isabel se ha tomado a risa, retándoles a que consigan algo en su cometido y dispuesta a dejar que ladren alto, pero que a ella no le perturben sus deseos de buscar nuevas tramas que enganchen al público y les haga ser merecedores de una nueva oportunidad en el concurso. Y es que los tres aspirantes han entrado con las pilas recargadas y con nuevos objetivos en sus miras, entre otros, Luis Rollán, Cristina Porta y Luca Onestini, además de Isabel Rábago.

Isabel Rábago en La casa de los secretos
Foto: La casa de los secretos