Paz Padilla arranca ‘Sálvame’ por los aires demostrando sus dotes más sensuales con el baile aéreo

Paz Padilla ha demostrado en Sálvame sus dotes como bailarina acrobática aérea, una práctica en la que lleva inmersa desde hace varios meses. Ha querido iniciar así el programa este lunes, porque esta misma noche se estrena 'Got Talent' y ella es una nueva miembro del jurado

Este lunes, ‘Sálvame’ ha dado comienzo de una forma muy particular y es que el programa estrella de Telecinco parece reinventarse cada día y siempre sorprende. En esta ocasión, en vez de iniciar el programa con la actualidad del corazón o, como en la última semana, sobre el rescate del pequeño Julen, el niño que cayó a un pozo en Totalán, Málaga, lo ha hecho con Paz Padilla por los aires. Literalmente.

Leer más: este es el refugio de Paz Padilla cuando quiere esconderse del mundo

La presentadora ha comenzado el programa demostrando sus dotes más sensuales, esas de las que lleva presumiendo desde hace unos meses en su perfil de Instagram, pero ahora en directo. Lo hacía en el aire, con la única ayuda de unas telas acrobáticas colgadas del techo y demostrando sus sensuales dotes como bailarina aérea.

La sorpresa para el público ha sido mayúscula. Al encender la televisión para ver ‘sálvame’ como cada tarde, sus fieles se han topado con una luz tenue tan solo rota por un foco que alumbraba el centro del plató. Ahí estaba una mujer, que con fuerza y pericia escalaba unas telas que colgaban del techo. Según se desarrollaba el espectáculo, nos percatamos de que se trataba de Paz Padilla. Lo hace muy bien, pero mejor lo hacía Marta Sánchez, la chica que tomó el relevo justo cuando la presentadora decidió bajarse de las acrobacias para dar comienzo el programa.

Paz Padilla está de promoción y es que este mismo lunes da comienzo la nueva temporada de ‘Got Talent’, donde se estrena como jurado en sustitución de Jorge Javier Vázquez. Ella dará la nota de humor en el programa, pero ha querido demostrar que hay en cuestiones en las que no opina como un espectador más, sino que tiene conocimientos en primera mano que le confieren la potestad necesaria para considerarse una experta.