Tamara-Falcó-Pablo-Motos
Foto: El Hormiguero

Pablo Motos abronca muy cabreado a Tamara Falcó en directo

Pablo Motos ha terminado estallando contra Tamara Falcó, contratada para hablar en 'El Hormiguero' y no para jugar a la mímica en la mesa de tertulia

Suele decirse que cuando Tamara Falcó abre la boca sube el pan. Algo que han sabido exprimir desde el programa en el que colabora, ‘El Hormiguero’, desde que su relación y planes de boda con Íñigo Onieva se fuese al traste y utilizase su silla en el espacio de Pablo Motos para poner los puntos sobre las íes. También para despejar las dudas sobre su situación sentimental y hacer frente a las polémicas que le han rodeado esta última temporada. Pero parece que no siempre la hija de Isabel Preysler tiene ganas de sorprender con sus declaraciones o poner el broche de oro con unas palabras lapidarias que tengan repercusión mediática, algo que este jueves le ha valido una reprimenda en directo de su jefe, el propio Pablo Motos.

Tamara-Falcó-Pablo-Motos

Foto: El Hormiguero

Como cada jueves, salvo sonadas ocasiones, Tamara Falcó se sentaba en la mesa de debate de ‘El Hormiguero’ para analizar cuestiones de actualidad y dar su opinión para hacer alarde de su característico sentido del humor y forma de entender la vida. Pero lleva un tiempo en el que parece que su rendimiento ha caído en el programa y aunque el presentador ha tratado de invitarla a hablar y sacarle alguna declaración peguntándola directamente, este jueves ha terminado por enfadarse al ver que su colaboradora estrella no daba juego: “Quiero que hables”, les espetó, dejando a la hija de Isabel Preysler impactada y sin saber muy bien cómo reaccionar.

Y es que esta vez Tamara Falcó no tenía excusa, su participación era obligatoria, más que nada, porque ella era la protagonista del tema a tratar en la mesa de debate. “Tamara tengo que decirte que eres el personaje del año más buscado en Google por delante de Isabel II y Vladimir Putin. Le ganas a todo el mundo. Eso, ¿crees que es bueno o es malo?”. La respuesta no le gustó nada a Pablo Motos, pues su colaboradora se limitó a poner caras simpáticas y hacer gestos con las manos. “No empieces”, trató de advertir el presentador al ver que le costaría horrores sacarle una declaración más allá de la mímica. “Es que no sé. Depende…”, no acertaba a responder Tamara. Pablo Motos siguió rascando: “Para las marcas, por ejemplo, será bueno”, a lo que ella volvió a responder con un “depende”.

Tamara-Falcó-Pablo-Motos

Foto: El Hormiguero

El presentador no tenía suerte al robarle una declaración a su propia trabajadora, por lo que María Dabán trató de echarle una mano: “Cuando te enteraste, ¿qué pensaste?”. Ella no se esmeró mucho al confesar que “tampoco lo pensé mucho”, a lo que su compañera le respondió con ironía que esto es “lo típico, eres la persona más buscada y ni lo piensas”. Pablo Motos ya comenzó a enfadarse y empezó a dejarle claro que sus respuestas no podrían ser más vagas: “La gente tiene mucho interés, ¿vas a estar toda la tertulia con monosílabos?”.

La también chef no entendió la advertencia y tensó la cuerda: “Sí, hoy me he despertado con monosílabos, pero no me preocupa porque tenemos mucha política y tenemos dos expertas, así que…”. Motos presionaba “He venido a la tertulia y ya anuncio que no pienso hacerla”. Al ver la amenaza sobre la mesa, Tamara Falcó trató de salvarse: “No, no, he comentado mucho sobre la camisa de Juan, ¿qué quiere que haga?”. La respuesta del presentador no pudo ser más contundente y se dejó de eufemismos: “Quiero que hables”. Ante la evidencia de que su contrato en la tertulia es para hablar y no para hacer gestos, al final se vio en la obligación de responder a las preguntas anteriores: “Pues que es una sorpresa, por qué me busca la gente, pues yo qué sé, ¿por qué me buscáis? Rarito…”, para después reconocer que cree que “la gente me quiere y, bueno, hay de todo en la viña del Señor”.

Para tratar de aprovechar a su colaboradora, Pablo Motos le preguntó directamente a Tamara Falcó “¿qué resumen de este último año harías tú? ¿Cómo te ha ido este año?”. La marquesa de Griñón no arrancaba, por lo que su amiga Cristina Pardo trató de echarle una mano al espetar un simpático “¡que lo busquen en Google!”. Sin embargo, Tamara, que ya había sido advertida por su jefe, al final quiso responder por ella misma: “Pues te voy a decir una cosa, ha habido altibajos, pero yo me quedo lo bueno y deseando empezar 2023”.

X