La colaboradora ha pedido perdón en ‘Sálvame’ después de que Rocío Carrasco destapara que difundió a una noticia sobre el convenio regulador con Antonio David sin haberla contrastado.


El 14 de abril, Lydia Lozano vivió una de las noches más incómodas de su carrera profesional. Durante la emisión de ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’, la colaboradora se enteró en directo de que había sido engañada por Antonio David Flores. En julio de 2003, el malagueño firmó un convenio regulador con Rocío Carrasco sobre la guarda y custodia de los dos hijos que tienen en común. Unos días después, el que fuera guardia civil se puso en contacto con la periodista para contarle que había perdido mucho dinero y que tenido que renunciar «a muchas cosas» que le «pertenecían» por el bien de sus pequeños. Entonces, Lozano difundió esta información en diversos medios de comunicación y no dudó en defenderlo públicamente, alegando el «esfuerzo económico» que tuvo que hacer para conseguir un acuerdo con su exmujer.

Veinte años después, Lydia Lozano pudo conocer en el documental de la hija de Rocío Jurado que el relato de Antonio David no era fiel a la realidad. La propia Rocío Carrasco quien acusó a Lozano y a su exmarido de haber mentido de manera deliberada. «Estoy fatal. Han sido tantos años hablando de este convenio. Me siento engañada por Antonio David, en cómo se dio la noticia», se lamentaba.

«Debo pedir perdón por haber haberme creído a una persona que era mi amigo»

Minutos después, las redes echaban a arder. Muchas voces, a través de las plataformas digitales, se alzaron contra ella y la calificaban, entre otras cosas, de mala profesional por no haber «contrastado la información».

Este jueves, en ‘Sálvame’, Lydia Lozano ha pedido disculpas por su error. “Han pasado 20 años y desde luego sí debo pedir perdón por haber dado una noticia y por haberme creído a una persona que en ese momento era mi amigo”, se justificaba. «Sí, la cagué», decía, rota en lágrimas, ante la mirada de sorpresa de sus compañeros.

Telecinco

«¿No te das cuenta de que son muchos los personajes que te utilizan para contar informaciones que no son ciertas como un tabloide?”, le recriminaba Kiko Hernández. El colaborador le echaba en cara haber tenido relación con el abogado Rodríguez Menéndez, examigo de Antonio David: “Te paseabas cogida del brazo en su revista de mierda”. La canaria le replicaba: “Rodríguez Menéndez no me pasó ninguna información”. Además, Kiko Hernández le exigía que mostrara el convenio regulador que decía tener en su poder, pero Lozano negaba que esto fuera así: “¡No hablé de un convenio regulador!”.