La canaria ha explicado, entre lágrimas, la decepción que siente al saber que Álex había ideado un montaje para ganar fama en televisión. "Me siento traicionada".


Fiama se ha sentado, una vez más, en la hoguera de ‘La isla de las tentaciones’, donde ha tenido la oportunidad de explicar su crisis de llanto tras conocer que su novio, Álex, había pactado con Julián que la vigilara en Villa Montaña.

La isla de las tentaciones: Fiama, avergonzada, cuenta qué ocurrió en la noche que perdió los papeles

«Me siento traicionada por Álex»

Isla tentaciones Álex

«Ayer se fue todo de las manos. Me puse lamentable. Me he enterado de que tenía todo como muy preparado. Álex tuvo conversaciones de Alejandro donde le decía que me vigilara, que iba a entrar muy bien conmigo, que iba a ver un vídeo y que se iba a hacer el ofendido y que iba a actuar en búsqueda de audiencia». Así explicaba Fiama su decepción al conocer la estrategia de su novio.

«Álex pactó con Julián para que me vigilara. No tenía ni idea de nada. Me siento traicionada por él», decía la joven a Mónica Naranjo.

«No reconozco a la persona con la que estoy»

La canaria no quería ver más imágenes de su prometido. «No me interesa ver las imágenes, ni lo que piense él. La única duda que tengo es si mi novio m quiere más a mí o a la tele. He venido a ser yo misma y ahora me encuentro que se me pone en tela de juicio, que no reconozco a la persona con la que estoy. En cinco meses me voy a casar y veo esto».

La concursante, que ha llegado a quitarse el anillo de compromiso, parece dispuesta a poner fin a su noviazgo con Álex después de conocer su complejo plan, ideado antes de arrancar el ‘reality’.