La mujer de Ortega Cano y la nieta de Rocío Jurado protagonizaron un tenso encuentro durante la pasada gala de 'Supervivientes' y se dejó entrever la nula relación que mantienen.


La pasada gala de ‘Supervivientes’ constaba de nuevo la tensa relación que mantienen Rocío Flores y Ana María Aldón dentro del concurso. La bronca protagonizada por ambas concursantes ha dado pie a que se cuestione la verdadera relación entre la nieta de Rocío Jurado y la mujer de José Ortega Cano. Ante esto, Kiko Jiménez y Sofía Suescun han salido a la palestra después de que fueran ellos los primeros en hacer pública la mala relación que existe entre las dos.

Tras unas acusaciones de José Antonio Avilés, en las que aseguraba que la modista había dejado de lado a Flores para ser amiga de Yiya, Aldón dejaba claro que ella estaba en Cayos Cochinos para hacer su concurso y que no quería molestar a nadie: «Yo soy yo aquí y en Pekín. Aquí vengo a concursar. Él tiene que tener a Rocío todo el día en la boca y lo que me duele es que intente enfrentarnos. Avilés solo quiere una entrevista de Rocío. Es lo que desde el primer momento dijo». Tras esto, Jorge Javier Vázquez le quiso recordar que el colaborador de ‘Viva la vida’ siempre ha tenido presente que la prioridad de Aldón es «anteponer el concurso a tu familia». La respuesta de la mujer del diestro dejó a todos sin palabras: «Mi familia ya la tengo en España«.

Tras la decepción de Flores, Kiko Jiménez aprovechaba la ocasión para publicar un estorie, en el que aparecía en la cama junto a Sofía Suescun, en el que celebraba la discusión entre las dos concursantes. «Tan ricamente. Que gusto cuando el tiempo te va dando la razón en todo«, escribía el ex de Gloria Camila, quien hace unos meses sacaba a la luz la mala relación que mantenía esta  con la mujer de José Ortega Cano.

De la misma forma, esto trae a coalición unas declaraciones de Gloria Camila en ‘Volverte a ver’, en las que confesaba que, en un primer momento, Aldón no cayó muy bien en la familia. “Ana llegó en un momento en el que estábamos todos un poco perdidos, pero se ha convertido en alguien muy importante para mí. Al principio todo fue complicado porque ella era la reina de su casa y yo le fastidié un poco, es normal”, confirmaba.

Rocío Flores, defraudada con Ana María Aldón

Poco después de las declaraciones de Ana María Aldón, Rocío Flores sufría un ataque de ansiedad y reconocía que se sentía defraudada. «Prefiero un Avilés a mi lado que a una Yiya y a un Pavón. Estoy súper harta del mismo tema ya. Prefiero que una persona se me acerque y sepa sacar la parte positiva de mí que otra que se acerca a mí para dar a entender que no es para ganar minutos de televisión discutiendo conmigo. Sé defenderme sola. Sé demostrar la educación que tengo. ¿Que he echado en falta que Ana María me haya echado un capote? Sí»», comentaba la joven entre lágrimas.

El presentador quiso saber qué le parecían las palabras de la modista respecto a que tiene a su familia en España. «Ella te lo ha dicho todo. Su familia la tiene en España», contestaba la joven. La mujer del torero decidía matizar sus palabras. «Aunque ella sea parte de mi familia, ella está ahí», explicaba. «Crees que tu relación con Ana María Aldón será distinta cuando acabe el concurso?», quiso saber Jorge Javier. «Eso depende de ella, no de mí. Cuando ella llegue a España que decida lo que tenga que hacer». Poco después, Aldón le pedía disculpas a Rocío Flores y recalcaba que «no te he hecho nada».