Marta López lleva año y medio de relación con Kiko Matamoros, pero en este tiempo se ha mantenido en un discreto segundo plano evitando por completo los focos de la televisión. Ha roto su silencio para defenderse después de que Adara Molinero la nombrase en una tensa entrevista que ha concluido con la ganadora de ‘GH Vip 7’ sufriendo un importante ataque de ansiedad.

Marta López Kiko Matamoros

La ‘influencer’ decidía llamar al programa y definía a Adara como «la protegida de Telecinco». Comenzaba reprochándola sus ataques que se producen cuando ambas ni  siquiera se conocen: «No me tienes que faltar el respeto para defenderte». Y es que Adara la había mencionado después de que el colaborador asegurase que se había operado los labios: «Asúmelo, te pinchas los labios. No he dicho ninguna barbaridad», comentaba Adara. 

«Él habla de mí y de mi familia y yo no puedo hablar de lo que me dé la gana. No vengas aquí de pobrecita», le espetaba. Marta López reiteraba que no debía faltarle el respeto para defenderse en plató. Mientras que Adara le contestaba: «Dices que no te interesa la tele y te ha faltado tiempo para entrar».

Kiko Matamoros

La conversación telefónica se ha acalorado, pero Kiko Matamoros ha evitado intervenir. Adara se mostraba tajante: «Elabora más los argumentos. Es la primera vez que hablo de ti y has entrado a saco». Marta, muy molesta con la situación, le decía: «Yo hago más que tú, por lo menos leo y estudio».

A pesar de que ya ha consolidado su relación con Kiko, Marta López mantiene un perfil alejado de la pequeña pantalla. Esta ha sido la primera vez en la que ha decidido intervenir en televisión. La ‘influencer’ está viviendo la crisis sanitaria del coronavirus confinada con Kiko en Madrid. Su nuevo hogar está ubicado en el barrio de Salamanca desde donde acostumbra a actualizar sus redes sociales. La joven está estudiando ‘Dirección y Administración de empresas’ a distancia. 

Kiko Matamoros, protagonista de un tenso enfrentamiento 

Adara Molinero visitaba el plató de ‘Sábado Deluxe’ para hablar de su reciente ruptura con Gianmarco Onestini. Sin embargo, la entrevista ha terminado de forma inesperada tras protagonizar un fuerte rifirrafe con Kiko Matamoros. El colaborador se mostraba muy duro con esta y la acusaba de contar mentiras. Además, tocaba un tema controvertido, el referente a la custodia de su hijo y, en ese momento, Adara estallaba.

«Mi hijo no», le indicaba. Tras lo cual le insultaba duramente y a gritos: «Hijo de p…». Era entonces cuando la veíamos abandonando el plató ante el resto de colaboradores totalmente atónitos con la escena. La ganadora de ‘GH Vip 7’ ha precisado asistencia médica después de sufrir un ataque de ansiedad. Acusaba la falta de aire y estaba a punto de desplomarse por los nervios.

Además, solicitaba hablar con su psicóloga quien le ayudaba en este duro momento. Su abogado le aconsejaba que no merecía la pena seguir adelante con la entrevista. A pesar de que en un primer momento la entrevista parecía haber concluido con este tenso episodio, Adara ha vuelto a plató para intervenir brevemente. Ha confirmado que no atraviesa un buen momento: «Tocarle los hijos a una persona es lo más bajo».

«Mi hijo es sagrado», afirmaba entre lágrimas. La joven ha explicado que la situación le está superando por completo. Además, se encuentra totalmente sola después de la marcha a Italia de Gianmarco. Su gran apoyo, su madre, está participando en ‘Supervivientes’ y no se habla con su padre. Eso sí, ha señalado que echa de menos a su progenitor y desea reconciliarse con él. La relación entre ambos se enfrió después de que este apoyase públicamente a su expareja, Hugo Sierra. Algo que Adara no vio con buenos ojos e, incluso, le bloqueó en Twitter.

Respecto a su ruptura con Gianmarco ha afirmado que le pilló de imprevisto después de que este se enfadara por unos mensajes en los que mantenía una conversación con Rodri de ‘GH 17’. Ella había apostado por su amor con el italiano, pero no esperaba este desenlace: «Me he quedado en shock». Un buen día cogió la maleta y se marchó sin despedirse. No cree que haya una reconciliación con este y desea estar sola para encontrar la ansiada calma que sane sus heridas en estos momentos: «Estoy segura de que he querido más a Gianmarco que él a mí».