La vuelta de Belén Esteban a televisión ha supuesto un auténtico terremoto dentro del universo ‘Sálvame’. La de Paracuellos se sentaba en ‘Sábado deluxe’ después de casi cuatro meses de encierro en casa y compartía con la audiencia su opinión sobre la situación del país y su descontento con la gestión del Gobierno. Su discurso ha provocado una respuesta inesperada de Jorge Javier Vázquez quien, tras un fuerte enfrentamiento, decía abandonar el plató y no seguir con la entrevista de su compañera.

belen-esteban

En su reaparición en televisión, Belén Esteban quería agradecer al sector sanitario, en el que incluía a su marido, Miguel Marcos, todo lo que habían peleado por luchar contra la enfermedad a pesar de que habían contado con muy pocos medios. La llamada princesa del pueblo aseguraba que le parecía vergonzoso que su marido, y sus compañeros, así como las personas que pagan sus impuestos tuvieran que pagar por hacerse la prueba del COVID.

Después de su discurso, en el que criticaba la gestión del Gobierno, Jorge Javier Vázquez intentaba quitarle hierro a la tensión del momento y compartía con su compañera que le habían llegado varios mensajes de felicitación por sus palabras, entre los que se encontraban los de Cristina Cifuentes y Carmen Lomana. Ante esto, Belén Esteban continuaba criticando las actitudes de los políticos españoles y el presentador no pudo contenerse y lanzó una reflexión (en forma de dardo envenenado). «¿Te has dado cuenta que has dejado de ser la princesa del pueblo para ser una cayetana? Vamos a hablar de lo que sabemos«, sentenciaba.

Jorge Javier Vázquez se harta y abandona el plató

jorge javier

Harto del discurso de Belén Esteban, Jorge Javier Vázquez alababa la gestión y explicaciones de Fernando Simón y pedía, en clara alusión a su compañera, que solo los que estuvieran especializados en el tema se lanzaran a opinar con propiedad sobre el asunto. Sin embargo, la de Paracuellos proseguía y seguía insistiendo en que ella estaba compartiendo su visión de cómo ha vivido la pandemia, así como su círculo más cercano porque lo habían pasado mal.

Esto le sintió como una jarra de agua fría al presentador y con cierto tono de cabreo aseguró que estaba harto y que no le apetecía seguir con la entrevista. Ante la atónita mirada del resto de colaboradores, el dueño del cortijo le cedía su puesto a Lydia Lozano y abandona el set porque se negaba a seguir entrevistando a su amiga. Sin embargo, a los pocos segundos volvió al plató para dejarle a la periodista el pinganillo y se dirigía a Esteban de forma contundente: «Estoy hasta el mismísimo que me digas que tienes familia que lo está pasando mal, yo también tengo familia que lo está pasando igual de mal que la tuya, no me pongas en la misma mierda. Estoy del discurso de mis amigas que viajan en metro… ¿y mis hermanas dónde coño crees que trabajan?».

Se niega a entrevistar a Belén Esteban

jorge javier

Jorge Javier Vázquez aseguraba que no se sentía cómodo y que no podía seguir con la entrevista después de que sus compañeros le insistieran en que se quedara. Belén Esteban continuaba con su discurso y, a pesar de que se consideraba una privilegiada, hacía hincapié en que toda su familia lo había pasado mal. «Ya está bien por favor, tú no lo has vivido de manera única. Hay gente que ha sufrido mucho más que tú y por eso, por respeto, me estoy callando. ¿Te ha quedado claro? Aquí lo hemos pasado todos muy mal, no me gusta que haya gradación», finalizaba Jorge Javier y se marchaba definitivamente del plató hasta que terminara la entrevista de Belén. Después volvió para seguir con el programa y entrevistar a Hugo Sierra.

La actitud del presentador provocó las lágrimas de la de Paracuellos que también hizo amago de irse del plató y acabar con su intervención. «Yo también estoy en mi derecho de levantarme e irme», decía. Sin embargo, Patricia (la directora) y Lydia Lozano consiguieron convencerla para que continuara y con los ojos vidriosos anunció que   el año que viene se casa por la iglesia con su marido, Miguel Marcos, y que le encantaría volver a ser mamá. Además, ha aprovechado la ocasión para explicar cómo le comunicó Mila Ximénez que padecía cáncer de pulmón y cómo reaccionó ante la triste noticia: «Me vestí, me puse una camiseta y unas mallas, y mi marido me acercó a su casa».