Raúl y Claudia se han marchado juntos tras superar la prueba de ‘La isla de las tentaciones’. La pareja se han emocionado en su reencuentro


Un final feliz en la final de ‘La isla de las tentaciones’. Raúl y Claudia han sido los segundos en enfrentarse en la hoguera final y se podía ver el bonito desenlace en la pareja nada más el emotivo abrazo en el que se han fundido nada más reencontrarse. Un bonito momento que no se ha visto empañado a lo largo de su hoguera, a pesar de los diferentes encontronazos que han tenido pero que al final no han llegado a ningún lado. Raúl y Claudia han superado la prueba de amor más complicada a la que tendrán que enfrentarse. 

Raúl, agobiado por si Claudia ya no estaba enamorada de él

Antes de todo esto, ha sido Raúl quien ha entrado en la hoguera final. «Se me va a salir el corazón del pecho. Estuve a punto de tirar la toalla. Me agobié. Tengo miedo de que ella diga que ha venido aquí y me diga que no me quiere tanto. Tengo miedo de perderla«. Pocos minutos después ha sido Claudia quien ha entrado en la hoguera y ha asegurado que «no estoy enfadada, pero quiero hablar las cosas porque en un futuro me veo de una manera y no sé si me vas acompañar«.

Telecinco

Sandra Barneda le ha preguntado a Raúl qué pensaba y él ha asegurado que «yo me la quiero llevar ya de aquí y comérmela a besos y no soltarla». Por su parte, Claudia se ha sincerado con su pareja: «Yo antes de venir aquí sí que tenia dudas, no de que te quiero, porque siempre te amo, pero lo que tenia dudas es si íbamos a estar discutiendo como siempre o no querías venir conmigo a lo que yo aspiro». Raúl lo tiene claro: «Yo te voy a acompañar en todo porque somos un equipo». 

Claudia revela qué significa Tony para ella

Tras ver las primeras imágenes, la presentadora le ha preguntado a Claudia qué significa Tony para ella, el tentador: «Tony es un chico que me atrae y le he dicho que fuera me gustaría tenerlo como un amigo«. También ha asegurado que si ella hubiera visto las imágenes de ella pero en la parte contraria se hubiera molestado.

Claudia ha reflexionado sobre lo que no le gusta de su relación: «No me gusta cuando discutimos y no podemos sentarnos a hablar tranquilamente, o que te diga algo que me duela, aunque sea una chorrada, y que él siga haciéndolo para chinchar.. porque aunque no te parezca una chorrada pues para mí no lo es». A pesar de esto, ha asegurado que se cree a su novio y «me sorprende. Lo veo mas maduro y con la mente mas abierto a lo que te digo. Me estas estás escuchando y entiende lo que necesitaba». La pareja ha respondido a la pregunta final del concurso y ambos han tenido clara su respuesta: marcharse juntos. ¡Qué viva el amor!