La isla de las tentaciones se ha convertido en un auténtico fenómeno televisivo. Su altísima audiencia así como la fuerte repercusión que ha tenido en redes sociales lo han llevado al estrellato más absoluto. Tanto es así que son muchos los espectadores que permanecen pendientes de la gala final de este reality. Por este motivo, la revista SEMANA se ha puesto en contacto con Andreina Veliz(@andreinaveliz), la tentadora venezolana que ha conquistado incluso al propio Jorge Javier Vázquez. «Me encantaría, si fuese hetero, tener una mujer como tú», le espetó el presentador este lunes en ‘Sálvame’. Ya fuera del concurso, la guapísima periodista se ha confesado sin ningún tapujo sobre su paso por el programa, desvelando incluso si merece o no la pena económicamente «ser tentadora» o cómo vivió el grito de ‘Estefanía’ fuera de cámaras. Una sincera entrevista que te dejará sin palabras.

La isla de las tentaciones: La nueva novia de Álex Bueno destapa todos los detalles de su relación

PREGUNTA: ¿Cómo surge la oportunidad de ir a ‘La isla de las tentaciones’?

RESPUESTA: La productora se puso en contacto conmigo a través de las redes sociales porque querían un tipo de perfil concreto. Debíamos estar abiertas al amor y a vivir la experiencia. Hay tentaciones de todo tipo porque no solo es a nivel físico, sino a nivel intelectual. Había modelos, influencers, actrices, periodistas…

PR: ¿Cómo era el casting?

R: Te preguntan qué buscas y cómo es el perfil de hombre que quieres, qué estarías dispuesta a vivir en una isla con todos los lujos…Yo soy muy franca porque me parece muy buena oportunidad irte con gente que no conoces a disfrutar.

Andreina Ismael La isla de las tentaciones

PR: ¿Compensa también económicamente?

R: Recibes un sueldo porque estás expuesto y te hacen un contrato. Todo merece la pena. La experiencia, el dinero, a nivel de crecimiento…Soy alguien diferente después de salir de la isla.

La isla de las tentaciones: el padre de Christofer rompe su silencio tras la deslealtad de Fani

PR: ¿Os daban más dinero si conseguíais tentar?

R: No, el premio era la experiencia.