El colaborador se ha enfundado un traje de volantes en ‘Sálvame’ para cantar uno de los grandes éxitos de Rocío Jurado.


Este jueves, Antonio David Flores ha hecho algo que nunca antes había realizado. Al menos, públicamente. Por primera vez en su vida, el colaborador de ‘Sálvame’ se ha vestido de mujer. Pero no se ha metido en la piel de una mujer cualquiera. Se ha disfrazado de Rocío Jurado para cantar uno de sus grandes éxitos: «Punto de partida».

Cada semana, la sección ‘La verbena de Sálvame’ invita a uno de los colaboradores a caracterizarse de un personaje conocido para sacar a relucir sus dotes artísticas. Hasta la fecha ya han ofrecido sus ‘shows’ Belén Esteban, María Patiño o Anabel Pantoja. Esta semana le ha tocado el turno al malagueño, quien se ha enfrentado a un enorme reto: entonar uno de los ‘hits’ mas internacionales de la que fuera su suegra. Una misión que el colaborador ha aceptado sin rechistar. Incluso orgulloso de dar el do de pecho para rendir un sentido homenaje televisivo a la madre de sus dos hijos mayores, Rocío y David.

«Me podías haber puesto ‘Como una ola», se quejaba el colaborador en los ensayos con Alejandro Abad. El productor le ha felicitado por su esfuerzo: «Eres muy perfeccionista, para mí es una novedad». Antes de salir al escenario, su hija le enviaba un cálido mensaje vía audio de WhatsApp para animarlo a vencer sus miedos. La exconcursante de ‘Supervivientes 2020’ le prometía que iba a ser su «primera espectadora».

Telecinco

Una vez en el escenario, Antonio David ha sorprendido con un look propio de una ‘drag queen’. Llevaba peluca rubia con ondas, con un rollo muy coplero. Lucía un vestido de volantes que llevaba impreso el rostro de Rocío Flores en la zona del pecho. Y transformaba su rostro con un exagerado y marcadísimo maquillaje, propio de un espectáculo de cabaret. ¿El resultado? Ha sacado a relucir el artista que lleva dentro. ¡Se ha metido completamente en el papel!

«Lo he hecho con todo el cariño y todo el respeto»

«Te has quedado muy corto de garra. Tenías que haber sacado más fuerza contenida», comentaba Jorge Javier cuando ha concluido su actuación. «Te estaba dando vergüenza. Te sepultaba un poco la responsabilidad… aunque me encantaba esa contención», ha subrayado el presentador. Este incluso había advertido que algo había sucedido bajo su vestimenta. Hacía referencia a una protuberancia debajo su vestido: «Está creciendo… Es un hombre llamado ‘Flor de otoño», bromeaba. El andaluz admitía que, a medida que avanzaba la canción, ha ido sintiendo ‘el peso’ de imitar a ‘la más grande’. «Jamás me he vestido de mujer». Por suerte, llevar la imagen de su hija en el vestido lo ha ayudado a ganar confianza y a dejar a la audiencia con la boca abierta.

«Cantar por Rocío Jurado es una responsabilidad y lo he hecho con todo el cariño y todo el respeto», confesaba Antonio David Flores. «Y lógicamente sin faltar ni a nada ni a nadie que pueda pensar otra cosa. Lo disfruté mucho cantando con Alejandro. Mi David me ha dicho: Es una de las canciones más difíciles de mi abuela. Así que se lo quiero dedicar a ellos».