Aunque no fue a esperarla al plató, Santi Burgoa se reencontró con la modelo una vez concluida la final de 'GH VIP 7', ajenos a las miradas indiscretas.


El pasado 19 de diciembre, Alba Carrillo abandonaba la casa de Guadalix de la Sierra como segunda finalista de ‘GH VIP 7’. Aunque su novio, Santi Burgoa, no fue a recibirla en el plató de Telecinco, lo cierto es que el periodista y la modelo disfrutaron de un romántico reencuentro una vez que concluyó la final del ‘reality’.

«Este hombre me ha cambiado la vida»

Santi Burgoa estuvo muy pendiente de Alba Carrillo en la final de ‘GH VIP 7’, donde la ex de Feliciano López logró el segundo puesto, por delante de Mila Ximénez, que quedó tercera finalista, y Adara Molinero, que se alzó como ganadora del programa. Y, aunque no hizo acto de presencia en los estudios de Mediaset, sí esperó a su chica una vez que se apagaron los focos.

En el programa ‘Ya es mediodía’ han confirmado que Alba y Santi disfrutaron de un reencuentro una vez que terminó la gala final del programa «Mamá, llama a Santi», le dijo Alba a su madre, Lucía Pariente, una vez que salió de la casa. «No ha pegado ojo y Santi estaba con ella», han explicado en el programa.

Minutos antes de que el reencuentro de la pareja tuviese lugar, el periodista Miguel Ángel Nicolás revelaba a Alba dentro de la casa que su chico la estaba esperando fuera. Ella, emocionada, reconocía en directo: «Este hombre me ha cambiado la vida».