Este lunes, Gema López ha tenido que hacer frente a un programa un tanto especial. Un programa en el que anunciaban que sería «el día más difícil de su carrera», ya que tenían imágenes suyas «embarazosas y comprometidas», según adelantaba Adela González. Un «material bomba» que tiraría por la borda los «años de discreción» de «la colaboradora más celosa de su vida privada».

La periodista se ha tomado el avance con bastante tranquilidad. «Mi trabajo fuera de aquí es dedicarme a lo que me dedico. No estoy preocupada», decía. «Puede llamar más la atención por mi perfil bajo, me cuesta mucho ser el centro de atención. Me cuesta muchisímo, la verdad». Adela le recordaba: «A mí no me gustaría verme en las fotos en las que tú estás». Pero la madrileña no perdía la compostura: «No estoy nerviosa, pero sí muy expectante».

«Su personalidad ha quedado al descubierto», ha destacado Jorge Javier

El espacio avanzaba y la periodista comentaba, como es habitual, los temas de actualidad de la escaleta. Los nervios han aparecido cuando llegaba el momento de dar a conocer las imágenes de su «pillada» en la calle. Jorge Javier Vázquez ha anunciado que el momento de ver «las fotos de Gema» había llegado y Adela, ha abierto el sobre con sus imágenes, lo que ha hecho que Gema asegurase «estar nerviosa».  Las imágenes en cuestión las recogía un vídeo en el que Gema se muestra una parte de «su personalidad que ha quedado al descubierto». ¡Y es que durante una sesión de fotos ha sido pillada con su ropa interior al aire!

Gema López (1)
Telecinco

Gema no tenía ni idea de que la información que tenía el programa eran unas fotos suyas en las que, sin querer, deja ver su sujetador mientras da un salto en plena calle. Así es como ha contado que en ese momento se encontraba haciendo «un poco el indio porque estaba con mi hija», entre risas. Haciendo gala de su sentido del humor, se ha quedado satisfecha. Podría haber sido peor….

En los 13 años que lleva trabajando en ‘Sálvame’, Gema López se ha mostrado siempre muy firme en lo que respecta a su vida privada. Poco dada a hablar de intimidades, ha evitado a toda costa compartir detalles sobre su faceta más personal. Solo en las redes muestra tímidamente imágenes, que la mayoría tienen que ver con los modelitos que luce en televisión o la ropa que vende bajo sus propios diseños.

«Que todo lo malo sea esto»

«Menos mal que llevaba sujetador», puntualizaba. Sin poder contener la carcajada, se alegraba de que el bombazo en cuestión fuera simplemente esta anécdota: «Que todo lo malo sea esto, Adela», zanjaba.