La joven ha reconocido que durante un tiempo apostó por su matrimonio, pero ahora sabe que no volverán a estar juntos: «Ya se acabó».


La exposición mediática de Estela Grande influyó de manera drástica en su matrimonio con Diego Matamoros  y, finalmente, terminó rompiéndose el pasado mes de febrero. La joven, a corazón abierto, se ha sincerado sobre su expareja, ha recordado su mayor decepción con el hijo de Kiko Matamoros y ha recordado cómo fueron esos duros meses en los que su relación llegó a su fin.

La colaboradora ha asegurado en ‘Las escaleras de las emociones’ de ‘Viva la vida’ que su vida dio un giro de 180 grados después de su participación en  ‘GH VIP’: «Mi vida se revoluciona». Asimismo, ha reconocido que ella se sentía culpable del fin de su matrimonio y de todos los problemas que tenía con Diego. «Me he sentido 100% culpable. Durante esta cuarentena me he dado cuenta que no he sido responsable al 100%».

Ha recordado su paso por la casa de Guadalix como una experiencia que comenzó con mucha ilusión: “Lo que yo viví en ‘GH VIP’ para mí tampoco era nada malo, ningún crimen. En ese momento no me sentí culpable, cuando salí sí me sentí culpable. Al final hubo daños colaterales, mi madre lo pasó mal y no me lo puedo perdonar de alguna forma».

Estela ha llegado a calificar la experiencia como «el error» de su vida. Ha manifestado que ha tenido que reflexionar durante mucho tiempo para darse cuenta de que la relación se había terminado por diversas causas: «Una persona no es culpable de todo», ha manifestado.

Cuando entró en el reality creyó que su relación era buena, pero cuando salió se dio cuenta de que quizás no lo era tanto. «Yo no quiero responsabilizarme de todo lo que ha pasado, pero tampoco quiero hacérselo a la otra persona». Ha reiterado que estaba completamente nublada y pensó que ella era la única responsable. «Pasé por un momento de mucha tristeza, luego mucho enfado e ira. He dado un paso adelante y he salido de esa culpa que me he cargado en la espalda estos últimos meses», ha explicado.

«Me sentí humillada»

Su mayor decepción con Diego fue darse cuenta que había «pasado unos límites» cuando salió del reality. «Me protegía de cierta forma no queriendo saber cosas», ha indicado. De aquella época recuerda que evitaba entrar en detalles para protegerse, lo único que deseaba era avanzar en la relación. Su gran desilusión fue una entrevista que hizo Diego Matamoros en ‘Sábado Deluxe’. «Yo me sentí humillada, que se reían de mí y que se jactaban. Se llegó a frivolizar hasta con la situación de que estaba recibiendo ayuda psicológica para sentirme mejor».

Ha calificado aquella intervención como «muy fea». «No podía dar crédito a aquella entrevista. Allí ya fue cuando rompimos la relación, ni si quiera quise pedirle explicaciones». Añadía que él le pidió perdón, pero el daño ya estaba hecho.