Tras su paso por ‘GH VIP 7’, Estela Grande ha visitado el plató de ‘Viva la vida’. La mujer de Diego Matamoros ha repasado su paso por la casa de Guadalix y ha reconocido que no era consciente de la repercusión que estaba generando fuera su relación con Kiko Jiménez. «Nunca hubiese sobrepasado ciertos límites», ha afirmado rotunda. 

«Es verdad que cuando tú sales de ahí todo el mundo te acribilla a comentarios, vídeos… Hay cosas que he decidido no ver por mi propia protección», ha señalado tras ver una entrevista de su marido asegurando que su matrimonio estaba terminado.

El encuentro con Makoke

A pesar de que Makoke es la exmujer de su suegro, Estela Grande y la colaboradora no se conocían. Ambas mantenían un primer encuentro en la sala de maquillaje de Telecinco donde se saludaban cordialmente. Más tarde en el plató de ‘Viva la vida’ han reconocido que se trata de la primera vez que se veían.

Makoke aseguraba que entendía que Estela tuviera esa visión sobre ella «porque es lo que le han contado». Por su parte, la exconcursante de ‘GH VIP 7’ ha querido defender a su marido. «No es lo que a mi me hayan contado, vuestra relación ha sido pública y todas las personas pueden opinar«, comentaba Estela haciendo referencia a los comentarios que hacía sobre la que fuese azafata del Telecupón dentro de la casa de Guadalix.

Por otro lado, Estela ha querido valorar todas las declaraciones de Kiko Matamoros que ha hecho mientras que ella estaba dentro del concurso. «Nunca he tenido un problema con él. Siempre ha animado a Diego a que tuviera un acercamiento con su padre. Él me escucha pero toma sus decisiones. A él no le gusta escuchar a su padre hablar así de mi. Nunca voy a hablar de Kiko porque es el padre de mi marido. Más que dolido… es un ¿por qué esa inquina?», confesaba.