La hija de Rocío Jurado ha enviado unas palabras de agradecimiento a Lara Dibildos por el gesto que tuvo ésta cuando su madre se encontraba en Houston.


Rocío Carrasco ha regresado a ‘Lazos de sangre’, donde se la esperaba como agua de mayo. La hija de Rocío Jurado se incorporaba al programa el pasado 17 de junio, día en que el programa presentado por Boris Izaguirre volvía a emitirse. Su aparición suponía su retorno a la pequeña pantalla tras cuatro años alejada del medio. Después de dos espacios sin participar, la madre de Rocío Flores se ha sentado nuevamente en el plató de la cadena estatal para comentar la vida de Laura Valenzuela y Lara Dibildos, cuya trayectoria se ha repasado en esta nueva entrega.

Al arranque del programa, Rocío y Lara han podido charlar en directo. Así, la hija de la Chipionera le ha enviado un emotivo mensaje de agradecimiento. La ex de Antonio David Flores ha revelado que cuando su madre se encontraba en Houston recibiendo tratamiento contra el cáncer de páncreas recibió una sorpresa que ha quedado grabada para siempre en su memoria.

Rocío Carrasco revive el cáncer de su madre

A la tonadillera le diagnosticaron la enfermedad en 2014. En agosto de ese año fue sometida a una operación en el Hospital Montepríncipe de Madrid. Un mes más tarde anunciaría que padecía cáncer de páncreas en una rueda de prensa. En enero de 2006, ingresó en el Hospital MD Anderson, en Houston (Texas) para someterse a una revisión y a una cirugía. En una de sus visitas al centro hospitalario de la ciudad texana coincidió que Laura Valenzuela y su hija se encontraban allí para acudir a una revisión. Éstas no dudaron en visitar a Rocío Jurado para arroparla y darle ánimos en tan difíciles momentos.

La gratitud de Rociíto a Lara Dibildos y su madre

«Cuando abrí esa puerta y os vi a las dos fue un momento muy bonito, aunque fue un momento muy fuerte en mi vida», ha contado Rocío Carrasco. «Veros allí fue un soplo de aire, una mano amiga, un cariño. Os quería dar las gracias a las dos por haber estado ahí», ha recordado la colaboradora a la actriz. «Entiendo el momento tan delicado que era», le respondía la intérprete. «Tu madre me regaló una Virgen de Regla y la tengo guardado como oro en paño». Carrasco se despedía de ella con un: «Gorda, que te quiero mucho» que ha dejado claro el cariño que las une. Y es que, tal y como ha revelado la hija de Pedro Carrasco, «nuestras vidas han ido muy en paralelo. Hemos sido madres casi a la vez. Nuestras madres han enfermado… Al final todo eso ha hecho que tengamos una relación estupenda».

Lara recuerda su lucha contra el cáncer a los 19 años

Durante la emisión, Lara Dibildos ha rememorado su lucha contra el cáncer. «Me pasó con 19 años y no dejé de preguntarme por qué. Era muy jovencita. Fue duro porque fueron muchas operaciones. Ms padres estaban desesperados», ha contado. La artista ha detallado el dolor de su madre al recibir el diagnóstico. «Estábamos en Houston. Me tenían que dar el diagnóstico y teníamos una traductora, pero me quedé muda, no pude hablar. Me había dado un ‘shock’. La traductora se lo tradujo y mi madre se desmayó. Mi padre se tuvo que quedar trabajando en España. Mi madre tuvo que tomar muchas decisiones sola».

Tras dos años padeciendo esta dolencia, Lara se recuperó. Pero no ha olvidado su batalla. A día de hoy «hay mucha gente que me escribe e intento responder y ayudar». Y ha lanzado un mensaje de optimismo y esperanza para quienes se encuentren en una situación similar: «Que no pasa nada. Lo importante es estar aquí. Hay soluciones, hay tratamientos y estoy aquí. No sería quien soy ahora si no hubiera pasado aquello, porque disfruto mucho la vida».

La intérprete también ha recordado el cáncer de mama de su madre, que le detectaron años después después de sentir leves molestias. «Un día fui de compras con mi madre. Yo me empeñaba en que se comprara un sujetador y resulta que el aro le empezó a molestar. A raíz de ahí se empezó a mirar y luego se enteró de que era un cáncer muy agresivo y que había que operar». Cuando eso sucedió, Lara ya era madre de su hijo mayor, Francisco, fruto de su matrimonio con el jugador de baloncesto Fran Murcia. «Entendí el dolor que había pasado ella. Intenté acompañarla siempre».