Hace apenas 24 horas, Belén Esteban se ofrecía a pagar el arreglo de la bocaLoli Pozo, la quiosquera a la que Isabel Pantoja debe 76.000 euros. La colaboradora es una mujer de palabra y no ha tardado en cumplir su promesa. Dicho y hecho. La anciana ya ha podido acceder a la ayuda que le ha brindado la de Paracuellos. Lo que no esperaba es que sucediera tan pronto. Este miércoles, el equipo de ‘Sálvame’ le ha dado una enorme sorpresa al llevarla a una clínica dental para que le hagan un completo estudio dental que permita renovar su dentadura y «que se pueda comer unas gambitas estas Navidades», tal y como destacaba la especialista.

«Si me ponen los dientes de oro tengo peligro porque me pueden raptar», bromeaba Loli antes de entrar en consulta. Agradecida y con mucho sentido del humor, dejaba caer que si la tonadillera y su hermano Agustín Pantoja saben de su paso por el odontólogo, la cosa podría sufrir un revés: «Como se enteren de que tengo la dentadura de oro, me raptan».

Telecinco
Telecinco

Aunque ha sido el reportero José Antonio León el encargado de darle la sorpresa, la gestora de tan bonito gesto ha sido Belén Esteban. Ella ha sido la promotora de esta idea que permitirá a Loli, de 81 años, tener nuevas piezas dentales. Y es que, según ella misma ha destacado, solo tiene «seis dientes abajo». Esto le hace tener serias dificultades para masticar bien la comida, y le impide ingerir determinados alimentos por ser demasiado difíciles de romper o deshacer con los dientes.

Loli Pozo podrá arreglarse la boca gracias a Belén Esteban

«Que se ponga unos dientes buenos y bonitos», comentaba Kiko Hernández. «Que tenga la boca llena de dientes. Loli, aprovéchate», le decía el colaborador. Por su parte, Kiko Matamoros la animaba a enseñar sus «dientes, dientes» tras sus retoques dentales. Desde la clínica dental comunicaban al programa qué trabajos le van a realizar para devolverle su sonrisa: «Extracciones de unas piezas y dos prótesis de forma provisional para que pueda comer por lo menos unas gambas y unos percebes estas fiestas».

Telecinco
Telecinco

El caso de Loli Pozo se hizo popular después de que esta mujer hiciera una denuncia pública para reclamar a Isabel Pantoja el dinero que le debe. Según el relato de esta mujer, que se ha dedicado a vender prensa en un quiosco, en el año 2014 la artista la llamó para pedirle su ayuda poco antes de su ingreso en la prisión de Alcalá de Guadaira, donde cumplió sentencia por su implicación en el caso Malaya.

Isabel Pantoja le debe a la quiosquera los ahorros de toda una vida

«Me debe 76.000 euros. Hubo un acto de conciliación y ni se presentó», ha lamentado Loli en ‘Sálvame‘. Además de sus problemas bucales, tiene problemas de movilidad y necesita la ayuda de una persona que colabore con ella en las tareas domésticas, así como para hacer la compra o que le eche una mano a dar paseos diarios. A todo esto se suma su delicada situación económica. Como Isabel Pantoja no le ha devuelto la cantidad prestada, sobrevivir cada día con su pensión se le hace muy cuesta arriba. La Pantoja se ha quedado con los ahorros de toda una vida.

Ante la situación de Loli, Belén Esteban ha estallado contra la tonadillera. «Yo te he defendido. Y lo he hecho. A mí nadie me ha obligado, hay cosas que no me han parecido bien y lo he dicho. Pero si Loli fuera tu madre», decía, cabreada, en el plató de ‘Sálvame’. La ex de Jesulín de Ubrique le parece lamentable que Loli estuvo «levantándose hasta las 5 de la mañana para abrir su quiosco, que no tiene para arreglarse la boca». Así, se dirigía a la sevillana, para que «recapacitaras un poco y pensases si no te da pena de Loli».

«Loli, si tú necesitas que te paguen la media boca, la media boca te la pago yo», le decía el pasado martes. «Lo hago porque me recuerda a mi abuela y me ha dado mucha pena», admitía con la voz entrecortada.

Foto: Telecinco
Foto: Telecinco

El pasado mes de marzo, Isabel Pantoja estaba citada para ir al Juzgado de Instrucción número 1 de Chiclana, pero no se presentó al acto de conciliación para asumir la deuda que tiene con Loli Pozo ante la justicia. La octogenaria, amiga de Isabel Pantoja desde hace casi medio siglo, ha lamentado su falta de consideración ante las cámaras de televisión: «Yo era de su familia. Teníamos más de 45 años de amistad».

«Una tarde allí en Cantora me pidió el dinero. Yo con todo mi corazón se lo presté y hasta hoy», ha contado. Primero le transfirió 80.000 euros a su cuenta bancaria. Más tarde, su hermano Agustín le pediría otros 6.000 euros porque le dijo le hacían falta. Unos años después le devolvieron 10.000 euros. Y hasta hoy. Ninguno de los dos se ha hecho cargo de sus responsabilidades. «Eso lo tengo yo todo justificado en las cuentas del banco», ha destacado Loli. «No la conozco. Ella nunca ha sido así. No sé quién la ha vuelto así, no lo puedo asegurar.