Elena y Hugo Sierra no están dispuesto a dar su brazo a torcer y enterrar el hacha de guerra para tener una pacífica convivencia en ‘Supervivientes’. La madre de Adara Molinero no oculta su malestar con el padre de su nieto y relata los múltiples feos que este ha tenido con ella mientras que su hija estaba en la casa más famosa de la televisión.

elena-hugo-sierra

Elena ha insistido en que debido a su situación económica y laboral le era imposible ir a Palma de Mallorca para ver a su nieto. La concursante ha reiterado que Hugo Sierra ha hecho lo imposible para que esta no viera a su nieto, incluida la prohibición de que estuviera en el parto. La madre de Molinero se ha sincerado con Yiya y ha comenzado a rememorar todos los feos que ha tenido el uruguayo con ella y no ha dudado en desmontar todo su discurso.

Una calurosa discusión que ha tensado la relación

Elena Hugo Sierra 2

Cabe recordar que el pasado jueves, ambos concursantes protagonizaron una sonada discusión en la Elena Rodríguez reconoció que estaba viendo otra faceta del padre de su nieto que no le gustaba nada. «Le ha dado mucha rabia que yo pescara, que tuviera las gafas, no lo entiendo», criticaba y acusaba al uruguayo de haberle quitado el material necesario para hacer fuego. «Te llama falsa», le recordaba Jorge Javier Vázquez. «Falsona, que es peor todavía, una falsa en grande. La llamo falsa porque me da una de cal y una de arena, a mí me quieres o no me quieres», matizaba el ganador de ‘GH Revolution’. Tras un duro cruces de acusaciones, el hijo de Adara Molinero entraba en juego, y la orgullosa abuela le pedía al padre de la criatura que lo mantuviera al margen y que dejara fuera del concurso todos aquellos problemas que ambos habían tenido en el pasado.

«La única persona, que es una gran persona, que siempre me apoyó a mí y a mi familia desde el minuto cero se llama Jesús Molinero. Jesús, un gran beso, te quiero mucho. Ella me atacó siempre insinuando cosas que no son. Que no tienes escrúpulos. Déjame en paz, haz tu concurso. La gran abuela, que fue dos veces a verlo. Dos veces en un año y medio fue a ver al nieto», sentenciaba el concursante.

El momento de Elena: Pone a Hugo en su sitio

elena-adara-yiya

Después de lanzarse un sinfín de improperios en Palapa, Elena le explicaba a Yiya la verdadera razón por la que no había podido ir a ver a su nieto con más asiduidad. «Tenía los tres programas y el trabajo. Este señor vino mucho a Madrid y podría haber traído al niño. Yo fui cuando pude, cuando mi economía me lo permitía. Pago la hipoteca, luz, agua y mil cosas más, para mí ir a Palma de Mallorca es un exceso. Que diga lo que quiera, no voy a entrar. Si quiere soltar mierda, que la suelte. A mi hija no le va a vapulear nada«, argumentaba la madre de Adara. Además, sobre la relación que mantiene el uruguayo con su exmarido también la ha puesto en tela de juicio y ha explicado que por mucho que se desahogue con él, un padre siempre va a estar del lado de su hija: «No sé qué relación tiene. Que le haya escuchado, haya hablado con él… otra cosa es que le apoye».

En plató, Adara analizaba las palabras de su madre y se mostraba enfadada con todos aquellos que juzgan el papel de Elena como abuela. «Todo lo que dice es verdad. Hay cosas que yo no sabía porque ella intentaba que no hubieran problemas. Me protegía ocultándome cosas. Lo que pasó el último día (en referencia a la gala del pasado jueves) no me gustó, no me gusta que a mi madre se la insulte, no me gusta que nadie se crea con el derecho de decir si es buena o mala abuela, porque no lo saben», aseveraba la joven.

Tras esto, la madre de Hugo Sierra intervenía y la acusaba de mentir sobre su hijo y criticaba el papel de Elena como abuela. Esto provocó que el ambiente se tensara y que la ganadora de la última edición de ‘GH VIP’ arremetiera contra ella. «Basta ya de tantas mentiras… ¿Estaba esta señora ahí para verlo? Estaba en su casa, ella no vio nada. Ya me he cansado de callar, esta señora entra en los programas a decir lo que le de la gana y yo no voy a poder decir nada, se hace caca…», criticaba.