«Hay gente que tiene conciencia y hay gente que no. Es un juego, no queremos saber lo que ha pasado», criticaba Lucía Pariente.


Julen está pasando por una de las semanas más difíciles dentro de ‘Secret Story: La casa de los secretos’ después de que el pasado jueves sacara de la lista de nominados a Luca Onestini y pusiera a Isabel Rábago. El concursante va llorando por las esquinas y no ha sido hasta este domingo cuando la periodista se ha enterado que está nominada. La colaboradora de ‘Viva la vida’ ha reaccionado a la decisión de su compañero y amigo con unas ejemplares palabras. 

Telecinco

Después de que los concursantes descubrieran que Isabel Rábago es la tercera nominada de la semana junto a Adara Molinero y Lucía Pariente, Julen se venía abajo y, entre lágrimas, reconocía que llevaba varios días pasándolo mal por no haber podido salvar a la periodista y a la madre de Alba Carrillo. «Le quiero pedir perdón a Isa, tendría que haber sido valiente y meterme a mí mismo», decía el joven.

Ante esto, Isabel Rábago tomaba la palabra y aseguraba que no le había pillado por sorpresa porque ya se esperaba estar nominada. La colaboradora de ‘Viva la vida’ insistía en que no tenía que pedirle perdón porque estaban jugando y concursando y formaba parte de la mecánica del programa. «Sabíamos que había pasado algo, acatamos las normas. Yo había dicho que estaba segura que estaba nominada. Llevo aquí seis semanas  no he sido nominada por mis compañeros y esto es una nominación directa. Estoy contenta», expresaba la concursante.

Julen explicaba que su idea con el poder con el que contaba era salvar a Lucía Pariente, algo que fue imposible porque Luca Onestini quería hacer lo propio con Adara Molinero. Por ello, ambos tomaron la decisión en conjunto de sacar de la lista de nominados al italiano. «La he fallado y me siento así, ella me parece una persona muy necesaria y tengo muy buena relación con ella», comentaba el joven.

Telecinco

Sin embargo, era Luca Onestini quien daba otro punto de vista y dejaba caer que él no hubiera nominado de forma directa a Isabel Rábago. Una justificación que Lucía Pariente no tomó a bien y no dudó en expresarlo. «Hay gente que tiene conciencia y hay gente que no. Es un juego, no queremos saber lo que ha pasado. Tenemos que pasar todos por aquí, pero hay formas y ética. Hay gente que tiene formas (Julen) y hay gente que no tiene ética (Luca)», comentaba la madre de Alba Carrillo.

Dicho esto, Isabel Rábago volvía a hacer hincapié en que no estaba dolida con la traición de su compañero y se mostraba satisfecha por todo lo que había vivido durante las seis semanas de concurso. «Si la audiencia me quiere fuera pues estaré ahí el domingo contigo. Lo peor que me puede pasar es veros a todos ahí fuera. Me fastidia perderme la gala de Halloween», sentenciaba.

Alba Carrillo, decepcionada con Isabel Rábago

Las últimas galas de ‘Secret Story’ ha provocado que Alba Carrillo rompa su amistad con Isabel Rábago después de ver algunas imágenes de la periodista con su madre dentro de la casa. «Ella sabe que lo que hace a mi madre es para mí y para mi hijo. Esto es una puñalada. Mi madre no le ha dado nada a ella y ya se están viendo las cosas. A ella fue de las primeras a las que le dije que mi madre iba a concursar. Ella sabe por qué lo está haciendo. Es una puñalada trapera, traperísima, como amiga», decía la colaboradora de ‘Sálvame’ después de ver el comportamiento que ha tenido la periodista con su madre.

Ante esto, la colaboradora de ‘Ya es mediodía’ dejaba claro que su compañera «podría haber sido menos efusiva» con Lucía Pariente. Sin embargo, Terelu Campos daba la cara por su amiga y, tras un tenso desencuentro, aseguraba que estaba muy sorprendida con todo lo que estaba viviendo: «Si digo que no, miento. Pero si tu madre está ahí no son por los puntos de Isabel«.