«Es la mejor final de ‘Got Talent’ en la que he estado», ha señalado Risto Mejide quien dio el pase de oro a los ganadores de esta edición.


Música, acrobacias, danza, magia, ajedrez… y talento, mucho talento. Esto es lo que nos deja la final de la séptima edición de ‘Got Talent’. Una gala épica con momentos memorables en la que ha destacado el protagonizada por el Dúo Turkeev. Por primera vez en la historia del concurso una actuación circense se alza con el codiciado premio de 25.000 euros. Coge el testigo de Celia Muñoz, la ventrílocua que ganó la anterior edición del programa de Telecinco.

Telecinco

«Es la mejor final de ‘Got Talent’ en la que he estado. Sin duda», ha señalado Risto Mejide antes de que se desvelara el resultado. Cabe recordar que fue él quien entregó el pase de oro en las audiciones a Dúo Turkeev. El matrimonio ha realizado una atrevida actuación de acrobacias aéreas acompañado por sus dos hijas. Dejaban al público totalmente boquiabierto y aprovechaban su paso por el escenario para contar cómo se gestó su historia de amor, de una forma preciosa, mientras desafiaban a la gravedad.

Telecinco

Una gala muy reñida en la que también han quedado entre los cuatro finalistas los siguientes: Laura Diepstraten, Jorge Pineda y Rey Enigma. La noche nos deja momentos inolvidables. Las actuaciones arrancaban con la magia de la voz de Laura Diepstraten, la cantante invidente, de 14 años, procedente de Almería. La joven se ha atrevido con un tema compuesto por ella misma dirigido a un pilar fundamental en la vida de cualquier persona. «Se la quiero dedicar a todas las madres que hacen una gran labor que nunca he sabido describir con palabras, solo con esta canción». Una melodía que emocionaba por completo a Edurne. «No me puedo sentir más orgullosa de ti. Eres maravillosa y yo, que creo que hablo por todas las madres, gracias por este tema».

Otro de los momentos estelares se ha producido con la actuación de magia de Maxence Vire. El concursante ha sorprendido esta vez con dos trucos en los que ha querido que también formara parte el público al igual que el jurado. Mientras que Joao Paulo, nuevamente ha conseguido llenar el auditorio con su torrente de voz y emocionar al jurado. Por su parte Sergio Pérez, el bailarín contemporáneo, ha sorprendido con una coreografía muy salvaje que no ha dejado a nadie indiferente. «Utilizas la fuerza de la música de una forma muy especial. Todo lo que haces es muy inquietante», le decía Risto Mejide.

Una partida épica

Telecinco

La gala se ha cerrado con una frenética partida de ajedrez entre ‘Rey Enigma’ y el gran maestro Anatoli Kárpov, campeón del mundo durante 16 años. En tan solo tres minutos han saltado chispas sobre el tablero que terminaba en tablas. Un resultado que permitía al ajedrecista continuar manteniendo su identidad oculta como lo ha hecho desde el principio del programa.