«Le voy a dar un mensaje como madre que soy», ha afirmado la hija de María Teresa Campos durante su intervención en ‘Viva la vida’.


Para Carmen Borrego no ha sido una sorpresa escuchar el duro episodio que dinamitó la relación entre Rocío Carrasco y Rocío Flores. «Conozco parte de este testimonio, lo conozco desde hace muchos años y me hace daño», ha afirmado al respecto la colaboradora. Ha aprovechado el tema para lanzar un contundente mensaje a la joven. 

Telecinco

«Le voy a dar un mensaje como madre que soy», afirmaba durante su intervención en ‘Viva la vida’. La colaboradora dejaba claro así que no lo hacía en calidad de amiga de su progenitora. Tomaba la palabra mirando a cámara para dirigirse a la joven de forma pública: «Me gustaría que tomara conciencia que pedir perdón no es una vergüenza, es un acto de valentía».

Unas contundentes palabras que se producen cuando Rocío Flores está más que nunca en el foco de la noticia. Durante su reciente entrevista en televisión, Rocío Carrasco contó a la audiencia lo que ocurrió el 27 de julio de 2012, el eje central del próximo capítulo de su docuserie. «Ese día pasa que Rocío me agrede y yo termino en un hospital», aseguró. Una fuerte discusión que marcó un antes y un después entre madre e hija. Desde entonces no han tenido contacto alguno.

Gtres

Carmen Borrego ha confesado que estaba al tanto de lo ocurrido durante aquella jornada estival, pero que no conocía todos los detalles. Sin embargo, le hacía «daño» escucharlo en televisión por parte de su amiga. Un dolor no solo por «Rocío Carrasco también por Rocío Flores. Creo que esa niña no estaba bien». 

Un duro capítulo

Durante su reciente entrevista, Rocío Carrasco calificó a su hija como una «víctima» de su padre. «Llega a ser verdugo porque antes ha sido víctima. Y ha sido víctima más vulnerable que yo. Quiero que eso quede claro. Quiero pedir públicamente a las personas que la atacan por lo que ella realizó en ese momento de su vida, que no la culpen. Ella no tiene la culpa», indicaba.

Telecinco.

Un año después de aquel suceso, en 2013, se produjo una sentencia que condenaba a la joven. El juez que instruía el caso determinaba «probado que la menor ha venido atentando contra la paz familiar» después de tres años de malos tratos. La hija de Rocío Jurado ha contado que antes de producirse el incidente Rocío Flores le advirtió: «‘No sabes lo que os tienen preparado. Que sepas que en septiembre no me trae a tu casa ni un juez, ni tu padre y tu madre que están bajo tierra’. No podía permitirse a sí misma tener un sentimiento bueno para conmigo. Tenía que ir siempre a casa de su padre con información, con algo, con algún tipo de dato».