«No quiero entrar, que llevo mucho sin hablar porque te digo una cosa, se puede liar la tercera guerra mundial», ha avisado la colaboradora.


Belén Esteban ha vuelto a hablar alto y claro. Esta vez dirigiéndose personalmente, y muy enfadada, hacia María José Campanario. La colaboradora lo hacía a través de los micrófonos de ‘Sálvame’ donde, incluso, ha llegado a interrumpir el programa para mostrar su total indignación. Además, ha aprovechado para lanzar una contundente advertencia.

© Telecinco.

«María José Campanario, déjalo. Yo me callo, no quiero entrar, que llevo mucho sin hablar porque te digo una cosa: se puede liar la tercera guerra mundial«, ha comenzado. La de Paracuellos no ha querido entrar en detalles, pero sí que ha revelado que unos compañeros de ‘Socialité’ le habían contado durante una pausa del programa el contenido de un mensaje que la mujer de Jesús Janeiro habría escrito en redes sociales y que iría dirigido a ella. Belén no ha dudado en que se trataba de una provocación y que el único fin era que ella saltara. «Así que, tranquilitos, así que ya lo sabes», le avisaba. 

Ha recordado que lleva tiempo intentando guardar silencio y no desea pronunciarse sobre el matrimonio, también se ha referido al padre de su hija: “No voy a entrar en tu juego, pero dile con el que vives que no soy yo la que hablo. He hablado durante mucho tiempo de mi vida, que no era tu vida, era la mía. Que pases buen fin de semana y seas feliz».

© Telecinco.

Ha evitado contar el contenido exacto del mensaje que le había hecho montar en cólera, a pesar de que muchos de sus compañeros estaban totalmente intrigados al respecto. «Tengo las pruebas aquí, pero las quiero guardar. No voy a decir nada. Luego me echan a mí la culpa de todo». Y añadía: «Estate quietecita, guapa. Luego tu marido se cree que la que habla soy yo. Siempre se echa la culpa a la misma. Cuando aquí tiramos la piedra y escondemos la mano», indicaba. 

«El otro no se entera ni del NO-DO»

Asimismo, ha reiterado que no le gustaba oír que era ella la que llevaba 20 años hablando del tema ante los focos de la televisión. «Lo malo es que el otro como está todo el día en el campo luego no se entera ni del NO-DO. Cuando pasan las cosas siempre es Belén la que ha hablado. Hace mucho que no hablo y podría», ha advertido. Acto seguido ha recordado que era algo que no hacía por ellos, aunque no lo ha dicho de forma explícita, sí que ha dado a entender que era porque su hija Andrea así se lo había solicitado.

GTRES

«Ni que ella fuera la muda», espetaba ante la atónita mirada de sus compañeros. Finalmente, Belén esbozaba el siguiente comentario para concluir con todo este asunto. “¡Qué pesada la tía, colega!”.