Hace dos semanas, Cristina y Ferre protagonizaban un tenso desencuentro en ‘La casa fuerte’ a raíz de un baile sensual que el exconcursante de ‘Supervivientes’ le regalaba a Leticia Sabater por su cumpleaños. Entonces, la canaria entraba en cólera y atacaba a su chico lanzándole varios improperios: «Eres un friki, todos han bailado normal y tú has querido hacer el cuadro. Eres un vulgar. No quiero estar con un hombre así a mi lado, ten una novia que te respete, no quiero un tío así, das pena«.

Ahora, ha vuelto a pasar. Cristina lo avisaba en su vídeo de presentación, en el que aseguraba que su relación estaba cargada de celos. Y así se ha puesto de manifiesto en el reality veraniego de Telecinco. En concreto, durante otro cumpleaños, en esta ocasión el de Fani, volvieron a protagonizar un roce y su romance se volvió a poner en jaque.

Mientras que Ferre estaba divirtiéndose en la celebración de cumpleaños de Fani y bailaba con Macarena, la novia de Rafa Mora, Cristina se acercó a su chico y comenzó a atizarle. «Friki, friki, que eres un friki», gritaba. El de Lepe, que no entendía lo que estaba ocurriendo, le preguntaba qué le ocurría y le pedía que hablaran. Sin embargo, la joven optaba por distanciarse de su chico: «Fuera, me sobras. Friki».

Después, Cristina explicaba que se sentía sola en el concurso porque Ferre nunca estaba a su lado: «Tienes que estar con tu novia que es la que quiere estar contigo, pero a mi no me apetece estar con él. Eres muy pesado, me quiero ir a dormir. En qué mala hora estoy contigo». Sin embargo, estos ataques provocaban un enfado mayor en el onubense que prefería irse a otra estancia de la casa para acabar con la discusión.

Cristina justifica sus celos

Durante el debate de ‘La casa fuerte’, Cristina, tras ver las imágenes de la discusión, volvía a hacer hincapié en que no tenía nada en contra de Macarena y que simplemente actuó así porque se sentía sola y veía cómo su chico no se daba cuenta de la situación. «Le dije a María Jesús que me sentía sola, no estabas nada cerca, no sabía dónde estaba mi novio«, se escudaba. Por su parte, la novia de Rafa Mora se mostraba desencajada sobre lo que estaba ocurriendo porque aseguraba que no se había percatado de la discusión y que simplemente lo estaban pasando bien.

Más tarde, Cristina se derrumbaba y confesaba que estaba cansada de quedar como una celosa delante de la audiencia puesto que no es la imagen que quería dar. Por su parte, Sonsoles Onega quería ahondar más sobre el asunto y la pareja terminó confesando que tenían problemas desde fuera y que estuvieron a punto de dejar la relación. «Me he dado cuenta de que no tenemos nada de comunicación. Cuando terminaremos aquí me quería ir a vivir con él. Aquí entramos juntos y salimos juntos. Le pido ese apoyo y no lo he sentido», aseveraba y ponía en duda su futuro juntos.

Cristina lo dio todo para salvar la relación

Cristina seguía haciendo hincapié en que necesitaba hablar y tener más comunicación, que era el pilar fundamental de la pareja. Y además le pedía al exconcursante de ‘Supervivientes’ que también tenía que poner de su parte. «Si no nos llevamos bien, no podemos estar juntos. Llevo dos años luchando por esta relación, hace cinco años cambió todo», desvelaba. El de Lepe recordaba que en esos meses se planteó dejar la relación y volver a la soltería, pero la insistencia de Cristina hizo que la relación terminara por funcionar.

El cumpleaños de Fani dio mucho de sí

Lo cierto es que el cumpleaños de Fani y su celebración en ‘La casa fuerte’ ha sacado a relucir más de una discusión. La concursante invitaba a todos sus compañeros a la divertida velada, a pesar de que tres de ellos expresaron su deseo de no acudir. Leticia, Yola y Maite Galdeano montaron su propia fiesta y sacaron a relucir verdaderas confesiones. Entre ellas, un antiguo amor de la interprete de «La salchipapa»: «Solo puedo decir las iniciales, S.D., y es cantante«. Además, los celos de Cristina han vuelto a aparecer después de ver a su chico, Ferre, bailar con Macarena.

Sin embargo, la discusión más fuerte llegó de la mano de Oriana e Iván que tras lanzarse varios improperios pusieron fin a su relación. «Ni me dirijas la palabra, no me vengas a hablar, digo lo que me sale de la punta del coño, que te enseñen a hablar que no tienes ni puta idea. Tú a mí no me conoces de mala hostia. No me mientas de esa manera», gritaba la venezolana. «No quiero que una persona que esté conmigo me insulte de esta manera, no te tengo ningún miedo. Estás acostumbrada a que me calle y no lo voy a hacer más», se defendía el de ‘Mujeres y hombres y viceversa’.