Rebeca Pous ha compartido con sus compañeros en ‘La casa fuerte 2’ cómo fue su relación con Fran Rivera cuando pensaba que nadie la estaba grabando.


Los hermanos Rivera llevan días siendo personajes de la actualidad después de la sorprendente entrevista que dio Kiko Rivera. Fran y Cayetano han emprendido acciones legales después de que el dj confesara que descubrió en Cantora una habitación llena de pertenencias de Paquirri, algo por lo que llevan luchando tanto tiempo.

Pues bien, en medio de esta polémica, ahora uno de los hermanos Rivera ha salido también en la segunda edición de ‘La casa fuerte’. Los concursantes empezaron a hablar si les gustaba algún torero. Rebeca Pous quiso dar su opinión al respecto después de haber mantenido un romance con Fran Rivera.

«Yo cuando me lié con Fran Rivera era guapísimo. Me lié con él hace muchísimos años. Cuando me lié con él estaba buenísimo, era cuando aún estaba toreando. Aquel hombre era Dios. En ese momento no tenía ni novia, ni mujer, ni nada. Cuando me lié con él estaba soltero», empezó diciendo a sus compañeros.

Rebeca Pous cuenta cómo fue su relación con Fran Rivera

© Telecinco.

«La que se lió. No tenía ningún cuidado, porque una vez que yo me lié con él, paró el coche en una montaña, nos liamos en la montaña, salió del coche… Y yo pensando ‘a ver, este señor es quien es, quiero decir… no tiene cuidado ni nada’. Me acuerdo que nos liamos fuera del coche, nos llega a ver alguien…», continuó explicando.

Pero Rebeca no se quedó conforme con lo que ya había contado que compartió con sus compañeros una anécdota: «Se fue a torear y había una furgoneta con los cristales tintados. Le paró una chica y le preguntó que si conocía a Rebeca. Él le preguntó que a qué Rebeca se refería. La chica le dijo que a la cantante. Luego se veía en la tele que hicieron zoom y dentro de la furgoneta estaba yo. Es que fue… de chiste».

Además, ha querido desvelar cómo le llamaba Fran de manera cariñosa: «Me llamaba ‘cerecita’ porque le encantaban mis tetas y me decía ‘es que esas cerecitas son no se qué’ y claro me llamaba cerecita», decía. Rebeca veía estas imágenes sorprendida, ya que pensaba que nadie les estaba grabando.

Ha desvelado cómo la llamaba de manera cariñosa

© Telecinco.

«Como amante, Fran Rivera es maravilloso, una fantasía. Me he quedado de piedra», empezaba diciendo a Sandra Barneda, que se ha preguntado cómo era el torero como pareja. «Yo ya le hice una canción que se llamaba ‘Matador’. Ahí contaba toda la historia», terminaba diciendo para sorpresa de todos.

Fran Rivera ha vuelto al ojo de la noticia

Fran Rivera y su hermano Cayetano han vuelto a ser protagonistas de la actualidad. Y es que la guerra que ha abierto Kiko Rivera con su madre, Isabel Pantoja, les ha metido en la polémica después de que estos lleven años reclamando algunas de las pertenencias de su padre.

Están viviendo el conflicto con preocupación y con una enorme implicación emocional, ya que todos se han volcado en apoyar incondicionalmente su hermano pequeño. Para Fran, por ejemplo, el huracán que se ha desatado entre Isabel Pantoja y su hijo le ha removido muchos sentimientos. Él y su hermano llevan 36 años reclamando las pertenencias de su padre a la cantante. Objetos y recuerdos que, por encima de su valor económico, tienen un gran valor afectivo y que, sin embargo, la sevillana se ha negado a darles.

© Gtres.

Es por esto, quizás, que Fran sea el miembro de la familia Rivera que ha defendido a su hermano con mayor ímpetu. Y quien ha hablado con mayor lujo de detalles sobre la parte del legado de su padre que aún reclaman a la artista. Este martes, en ‘Espejo Público’, el torero ha anunciado que «hay mucho más» sobre la herencia y que aún falta mucha verdad por conocer.

«Hay mucha gente que da vergüenza moral y que debería meterse en un agujero y no salir en su vida por vergüenza, por cómo se han comportado», ha explicado en el programa de Antena 3, sin querer dar nombres. Son muchas las informaciones que están saliendo a la luz a raíz de las visitas de Kiko a los platós de Telecinco. Fran no ha dudado en atacar con dureza a Isabel Pantoja, a la que ha calificado como una persona «sin corazón» y «capaz de cualquier cosa». Sin embargo, hay otros asuntos relacionados con el legado de su progenitor del que aún no quiere hablar. No se siente «preparado para hablar de ciertas cosas todavía», ya que tiene «que meditarlo y no tengo claro que quiera hacerlo». Pero sí ha advertido que hay «mucha gente involucrada».