«Siempre se me hace responsable a mí de los problemas familiares», se ha quejado. Está «cansada» de su enfrentamiento con su hermana: «Yo también puedo estar harta».


La tensión entre Carmen Borrego y su familia parece empeorar por días. Este fin de semana, Terelu ha dejado claro que no está de acuerdo con las decisiones de su hermana. «No me arrepiento de haberle dicho que tenga cuidado, que los que te quieren hoy mañana te fulmina. Porque ese es el universo que hay… Lo que me importa es que hay cosas que no se pueden permitir por parte de nadie. Hay un momento en el que alguien tiene que decir algo», comentaba este fin de semana en ‘Viva la vida’. Por su parte, Alejandra Rubio ha acusado a su tía de no haber reaccionado ante los ataques de Kiko Hernández a su madre. Unos comentarios a los que Carmen ha respondido en ‘Sálvame’ lanzando una contundente queja.

«Comprendo que mi hermana se cabree perfectamente, pero no me puedo remontar al día que me marché de aquí. Los tiempos han cambiado y el día que me sienta mal me marcharé», ha comenzado diciendo la malagueña. Gema López le ha recordado que la salida de Terelu del programa fue por defenderla, a lo que esta respondía: «No por mucho contar una cosa va a ser cierta». En ese sentido, ha subrayado que «la gota de agua que colmó el vaso pude ser yo, pero no solo se fue por mí. No es lo único que le ha pasado a mi hermana en ‘Sálvame’. Llevaba meses que no estaba bien aquí. Yo me voy unos meses antes que ella. A ella no le pasa solo lo que me pasa a mí en ‘Sálvame’. Son otras muchas cosas».

La queja de Carmen Borrego: «¡Ya está bien de ver la paja en el ojo ajeno!»

La hija menor de María Teresa Campos se ha quejado de que siempre se la sitúe en el punto de mira cuando hay un conflicto con Terelu: «Lo que no puede ser es que de todo lo que le pase a mi hermana en un plató la responsable sea yo… No quiero incendiar el tema de mi familia». Y destacaba: «Estoy harta y lo puedo decir. ¿Incendiar es decir que estoy harta? No solo estoy harta, puedo estar hartísima incluso. Y eso no es incendiar. Porque ella ha dicho 25 millones de veces en ‘Viva la vida’ que su hija está hasta los cojones de mí. Y yo no he dicho nada. ¡Y ahora soy yo la que viene a decir que estoy harta! ¡Ya está bien de ver la paja en el ojo ajeno!»

«Asumo todo lo que digo. Los demás también dicen lo que sienten y yo no les digo nada. Todo el mundo es libre de decir lo que quiera. Pero siempre se me hace responsable a mí de los problemas familiares», añadía. «Llega un momento en que yo también puedo estar harta y tengo mi derecho a estarlo. Y estar harta no significa no querer a mi hermana. Estar harta no significa no querer reconciliarme con mi hermana y que todo esté fenomenal. Decir lo que siento no quiere decir incendiar».

La andaluza se siente cansada de los comentarios de Terelu y su hija en el programa de Emma García: «Ellas también dicen lo que quieren. He oído a mi hermana decir en un plató que está hasta al moño de mí en un plató y no he oído a nadie decir que ella está incendiando. ¿Es que yo soy tonta o cómo es esto? ¿Es que soy imbécil? Vuelvo a repetirlo. Estar harta no es ir en contar de mi familia. No tengo otra forma de explicarlo».

Telecinco

Sobre el enfrentamiento mediático entre Terelu y Kiko Hernández ha explicado que «ahora está la cosa muy mal», pero no siempre fue así: «Creo que Kiko y ella han tenido muy buena relación». Respeta que su hermana quiera tomar acciones legales ante las últimas declaraciones del colaborador. «Terelu debe de ser libre de decir lo que tenga que decir. Ella en el confinamiento ha estado  hablando con Kiko de manera natural», ha señalado. No sin antes recalcar que en el pasado se llevaron de maravilla: «Ella no ha tenido mala relación con Kiko».

«Se han dicho cosas de mí delante de mi hermana muy grandes»

«No voy a mirar hacia atrás. Se han dicho cosas delante de mi hermana de mí muy grandes. Eso lo he hablado con ella. Hay momentos en un plató que tu silencio vale más a que se sigan incendiando», ha dicho. Tampoco ha tenido reparos en que sintió incapaz de salir en defensa de su hermana cuando Kiko Hernández cargó contra ella: «No tengo ningún problema en admitir que en ese momento me hice pequeña. Fui cobarde… Yo no intervine, pero pensé que si intervenía iba a ir a más».

Telecinco

Respecto a las palabras de su sobrina, que la acusa de poner freno a la guerra entre las hermanas, se ha mostrado clara: “Gracias a Alejandra esto se está parando. Como yo soy la única que hablo…”.  Y añadía que todas las partes implicadas tienen responsabilidad en las tiranteces familiares: “No reconocer que ellas también están participando de esto y hacerme a mí la responsable, cuanto menos me parece de vergüenza”, zanjaba. “Ya estoy cansada y harta de que se me responsabilice a mí de algo que hacen todos. He dicho muchas veces que no quiero hablar del tema, pero la dinámica del trabajo que tenemos es esto. Yo no puedo llegara aquí y decir: ‘No hablo de esto».

Zanja las críticas de manera tajante: «He decidido ser yo»

Carmen Borrego ha explicado a sus compañeros que ahora actúa como desea comportarse: «Yo soy así. He decidido ser yo. Cuando empecé era una persona. Se puede evolucionar. Las cosas pueden cambiar».