La presentadora ha salido en defensa de Rocío Carrasco, «una mujer que se considera víctima de malos ratos por parte de su ex y por parte de su hija».


Tras el inesperado mensaje que Rocío Flores ha enviado a su madre en ‘El programa de AR‘, Carlota Corredera se ha pronunciado. Y lo ha hecho, una vez más, defendiendo a Rocío Carrasco.

Este viernes, la hija de Antonio David Flores hablaba alto y claro sobre su distanciamiento con su madre. “Se dice que estoy manipulada. Tengo 25 años, tengo mi propio criterio”, decía. Y confesaba que ha intentado ponerse en contacto con su madre sin éxito. «No puedo más. Lo he intentado todo. He demostrado muchas veces la persona que soy, que tengo criterio. Mi padre no es así, pero dejando a mis padres a un lado. Te lo digo a ti, mamá. Mamá, lo intentado todo», decía.

«Después de ‘Supervivientes’ llamé a mi madre. Ayer volví a llamar a mi madre dos veces. La única manera de contactar con ella es públicamente. A tus hijos no te los ha arrancado nadie. Están aquí, levanta el teléfono, siéntate con nosotros, habla con nosotros en casa, vamos a aclarar las cosas. No quiero más daño, no puedo más, lo digo de corazón y como lo siento. De verdad, basta, no puedo más ni tampoco puede David. Es todo muy injusto y no quiero decir nada más». Con estas palabras, la joven quería aclarar delante de millones de espectadores que su madre se niega a hablar con ella. «Levanta el teléfono. Llama a tus hijos«.

«No sé por qué Rocío no le cogió el teléfono a su hija»

Corredera no ha podido evitar comentar las palabras de Rocío Carrasco, que se ha convertido en trending topic en Twitter poco después de lanzar su emocionada súplica a su madre. “No he hablado con Rocío Carrasco. Me encantaría saber cómo ha vivido ella esta intervención. Espero que nos lo cuente el miércoles. Me ha generado muchas cosas esa llamada», decía. «Yo no sé por qué Rocío no le cogió el teléfono a su hija, no sé por qué da por perdidos a sus hijos, no sé cuáles son las razones que tiene ella para estar en esta situación. Se lo vamos a preguntar el próximo miércoles».

Telecinco/Gtres

Hay un detalle sobre Rocío Flores que llama la atención a la de Vigo: «No se ha cuestionado nada, no se ha hecho ninguna pregunta. Ella dice que sabe lo que ha vivido en casa de su padre y su madre. No ha dicho tengo preguntas que hacerte o quiero que me expliques cosas que no me encajan, ella ha dicho que no es cierto”.

«Me llama la atención, sin juzgarla, -que luego me llamáis de todo en las redes-, que ella no se platee nada y que no se cuestiona nada porque ha dicho que se están pasando los límites, pero que no se está contando nada que sea verdad», añadía. “No sé si Rocío sabe que su padre estuvo seis meses sin firmar la custodia compartida. Ella hasta ahora ha escuchado el relato de su madre hasta lo 9 años. Me llama la atención que no se cuestione nada”.

«Rocío es una mujer que se considera víctima de malos tratos por parte de su ex y de su hija»

La gallega recordaba la anécdota en la que una Rocío Flores con apenas 9 años preguntaba a su madre por las «casas de Miami». E insistía: «Si ella a los 9 años suelta esa frase, cuestionémonos las cosas. La madre es la que dice que ve que en su hija germina la semilla del mal. Rocío Flores dice ‘que no me manipula nadie y sé lo que viví'». Entonces, recordaba a la audiencia los «malos tratos de la hija a la madre» y que Rocío Carrasco es «una mujer que se considera víctima de malos ratos por parte de su ex y por parte de su hija». 

La presentadora ha dejado caer que Rocío Carrasco debe tener serios motivos para no responder a las llamadas de su hija. Que sus razones tendrá para negarse a contestar las llamadas de su hija. «Hay cosas que no se pueden defender desde nuestra normalidad, solo las puede saber ella», ha destacado. «Que no le coja el teléfono ahora a su hija no quiere decir que no haya luchado por sus hijos».