Llevaba tres semanas sin ir a ‘Sálvame’, donde fue apartado por negarse a ponerse un disfraz. A su regreso al plató ha entonado el ‘mea culpa’.


En los últimos días, la noticia del inesperado cese de ‘Sálvame’ de José Antonio Canales Rivera ha generado una avalancha de titulares en los medios de comunicación. El torero fue apartado del programa después de negarse a ponerse un disfraz de Spiderman. Esto provocó el enfado de la directiva, que ha dejado de llamarlo para contar con sus servicios como colaborador. Después de tres semanas alejado de los focos, el torero ha regresado al plató de Telecinco. Y allí ha entonado el ‘mea culpa’.

“Fue una decisión suya, la decisión de no cumplir una promesa que al parecer le hizo a un director del programa”, explicaba Kiko Hernández antes de que Canales diese su versión de los hechos. Entonces, el gaditano ha recordado cómo se produjo el encontronazo con los responsables de ‘Sálvame’ que ha levantado ampollas.

«Yo tenía claro lo que quería y lo que lo quería hacer»

«Siento el malentendido, pero en ningún momento me he ofrecido a disfrazarme de Spiderman. Mi dignidad tiene algo que ver y mi pareja, que me ha estado apoyando, también», añadía. «Me dicen que la dignidad es defender a la gente. Y aquí todos nos hemos disfrazados, pero da un motivo claro para esto», le decía Kiko Hernández.

El gaditano ha recordado que en anteriores ocasiones ha accedido sin problemas a ponerse todo tipo de atuendos. Su negativa ha sido únicamente con el disfraz de Spiderman. «Me he disfrazo de Miguel Bosé y no me sentía nada identificado con el personaje. Y menos con esa canción de ‘Amante bandido’. También me he disfrazado de Queen con minifalda shot y peluca. No digo que no me disfrace. Pero tengo una familia», insistía.

Así ha hablado de su novia: «No le puedo fallar»

Canales Rivera dejaba caer que a su novia no le hubiera hecho ninguna gracia verlo disfrazado del superhéroe de Marvel. Y es que una de las jóvenes que ha asegurado tener un idilio con él, Miriam, mostró un mensaje de WhatsApp que este le envió. En él le decía: «Deja abierta una ventana que me pongo el traje de Spiderman y entro por la ventana«. De este modo surgió la ocurrencia por parte de la productora de solicitarle que se pusiera ese atuendo. Una ropa que, en caso de haberla lucido, hubiera sido un guiño a quien lo ha acusado de haber sido infiel a su pareja.

«Ella lo que ha hecho es apoyarme en todas mis decisiones, pero yo no le puedo fallar a ella ni como pareja, ni como amiga, ni como familia», sentenciaba el colaborador. «Yo tengo decisión propia y tengo palabra. Y mi palabra es esta: no te tengo que vestir de esto», zanjaba.

Instagram

Horas antes de su reaparición en ‘Sálvame’, Canales Rivera compartía en su cuenta de Instagram un mensaje con el que dejaba claro la importancia que daba a la anécdota con el disfraz… «Esto es lo importante, compartir y estar cerca de las personas que amas», escribía, junto a una foto junto a su hija, Carmen Guadalupe, nacida en 2007 y fruto de su relación con Mari Carmen Fernández

«Yo soy torero», ha reivindicado en su cuenta de Instagram

En su breve, pero contundente texto, Canales Rivera incluía hashtags muy significativos:  «Familia«, «amigo«, «pareja«, «afición», «profesión», «siempre fuertes», «gracias», «afortunado«, «hijo», «tatata», «yosoytorero», «sonrisas» o «Marbella», destacaba. Con su post manifestaba que, a pesar de su desacuerdo con los responsables de ‘Sálvame’, su prioridad son su familia y el toreo.