El torero y la joven que aseguró haber tenido un affaire con él han vuelto a verse ante las cámaras. Así ha sido su -cordial y frío- cara a cara.


Este jueves, José Antonio Canales Rivera ha vivido su primer día como concursante en ‘Secret Story’, el nuevo ‘reality’ de Telecinco. Minutos después del arranque del programa, el colaborador de ‘Sálvame‘ ha tenido afrontar una inesperada y nada agradable sorpresa. Cynthia Martínez, la joven que aseguró haber tenido un affaire con él, también participa en el espacio. Cuando se ha enterado de que tendrá que convivir con ella, al diestro no le ha temblado el pulso. «Contaba con ello desde el primer momento que me lo ofrecieron. Y desde que me comprometí sabía que tenía el 99,99% de posibilidades de coincidir», decía.

Lo cierto es que el diestro intuía que esta situación tan incómoda podría darse. Forma parte del juego habitual de los concursos de Mediaset: juntar en un mismo espacio a dos personajes enfrentados entre sí. Por eso, en su vídeo de presentación dejaba caer que nada le importan las personas que se «suben al carro de su fama». «Mis apellidos pesan. Los que se acercan y luego lo cuentan, a mí me parece una falta de todo. Con esto no digo que yo sea un santo, pero lo otro me parece peor. Hay que saber estar«, sentenciaba. «Es una cuestión de principios… El carro esta para subirse, así que todo el que se quiera subir al carro que disfrute y que se lo pasen bien».

Cynthia cree que tiene «una conversación pendiente» con Canales Rivera

Sus palabras eran una clara alusión a Cynthia, la exazafata televisiva que busca abrirse un hueco en la pequeña pantalla. Ella cree que «tiene una conversación pendiente» con el gaditano. Quiere «que él acepte su parte de culpa y que podamos tener una relación cordial dentro de la casa». También ha aclarado que no le resultó fácil hablar de su noche de pasión públicamente: «No lo disfruté. Tuve ansiedad. No lo pasé bien y tuve que salir por la imagen que se estaba dando».

Canales Rivera, por su parte, parecía no inmutarse ante el hecho de que coincidirá con la mujer que casi arruina su relación sentimental con su novia, Isabel Márquez. «No me produce absolutamente nada porque a mí me perdonaron. No tengo nada que decir. Por mi parte está totalmente perdonado y olvidado. Lo que quiero es disfrutar de esta aventura con todo el respeto que todos los concursantes se merecen», insistía.

Telecinco

Se conocieron, según la versión de Cynthia, hace 10 años. Lamenta que Canales Rievar no diera la cara y contara que pasó una noche con ella: «Si te han pillado con el carrito del helado, échale valor, cuéntalo y ya está». Desde que se destapó su fugaz encuentro, se le desmontó por completo el concepto que tenía del matador. «La imagen que tengo de él es que es una persona mentirosa, frívola y muy victimista».

Sofía Cristo saca el asunto de los calzoncillos de Canales en la casa

Una vez que coincidían en la casa, Canales Rivera y Cynthia se saludaron de manera educada. Todo parecía ir bajo control. Hasta que Sofía Cristo recordó en directo que la joven se había «acostado» con el sobrino de Paquirri y que, tras retozar con él bajo las sábanas, había «robado» con unos calzoncillos suyos. La situación ruborizaba a Canales y provocaba el apunte de la joven: «No fue un robo, se los dejó. Y el caso es que no tenía novia».