La colaboradora ha nombrado a su «yerno» en ‘La última cena’ donde se ha convertido en anfitriona de la noche junto a Jorge Javier Vázquez.


Cuando su hija cumplió la mayoría de edad, Belén Esteban dejó claro que Andrea Janeiro quería vivir totalmente alejada del foco médiatico. La joven, que ha pasado la cuarentena junto a su madre, lleva tres años estudiando en Reino Unido. Esta vez, la colaboradora ha sorprendido realizando un inesperado comentario dedicado al novio de su hija. 

La de Paracuellos ha sido la encargada de convertirse en la mejor anfitriona del programa ‘La última cena’. Una labor que realizaba junto a Jorge Javier Vázquez después de su sonada bronca en ‘Sábado Deluxe’. La pareja se aliaba en los fogones para preparar un menú compuesto de croquetas deconstruidas, solomillo Wellington, además, del postre a base de chocolate con churros. Ha sido precisamente como consecuencia del plato principal de la velada, una receta británica de solomillo en hojaldre que se atribuye al primer Duque de Willington, cuando Belén ha nombrado a su «yerno». 

La colaboradora ha querido tener un bonito detalle con el novio de Andrea: «Dedico el plato a mi yerno que es inglés». Un breve comentario que ha sorprendido a sus compañeros de plató. Y es que en más de una ocasión, Belén ha señalado que su hija no desea ser un personaje público y tampoco tiene intención de dedicarse a la televisión. Incluso, Belén llegó a confirmar que le había pedido que no hablase de ella públicamente, tampoco de su familia paterna.

La joven, de 20 años, se convirtió durante la cuarentena en la compañera más fiel de su madre quien, alejada de los platós de Mediaset, continuó realizando directos con el programa donde cumplió con una sección fija de recetas. Andrea era la encargada de grabar la conexiones con ‘Sálvame’. La hija de Jesulín de Ubrique ha destacado en los últimos años por llevar una vida muy discreta. De lo poco que se sabe de ella es que está estudiando en Reino Unido y quiere ser locutora de radio, especializada en contenidos musicales. Desde septiembre de 2017 lleva formándose en la universidad Birmingham Metropolitan, un prestigioso centro de Reino Unido donde parece haber encontrado el amor. Ahora, su madre ha confirmado que tiene un novio de origen británico.

Belén y Jorge Javier, pareja en los fogones

Después de tres meses de confinamiento, el pasado sábado Belén Esteban volvía a pisar un plató de televisión y lo hacía en ‘Sábado Deluxe’. Su esperada reaparición terminó de la forma más insospechada protagonizando un importante enfrentamiento con Jorge Javier Vázquez cuando la colaboradora se mostró muy crítica con la gestión del Gobierno durante la crisis sanitaria del coronavirus.

Días más tarde, ambos firmaban las paces en directo. A pesar de la reconciliación, para Belén fue un importante contratiempo: «Yo soy muy llorona, soy muy dramática. No me supe explicar. Sigo pensando todo lo que dije. Por supuesto. Yo estaba hablando de lo que he vivido. Quizás me expresé mal. Pienso que no te he humillado en la vida. Yo hablé de mi sufrimiento. Por supuesto que hay personas que han sufrido más. Es verdad que he estado en mi casa, sí. Ojalá hubiera podido venir a trabajar, no haciendo recetas como he estado».

Belén reconoció que le sentó muy mal que Jorge Javier dijera que ella había cobrado el sueldo íntegro durante la cuarentena por hacer dos recetas a la semana desde su casa. “Para hablar hay que enterarse, no voy a entrar a debatir pero ni yo sé lo que cobra él ni él lo que cobro yo”, explicaba. «No soy tonta y el martes me mordí la lengua. El otro día dijo que le daba igual que esto se arreglase. Jorge Javier es muy inteligente, pero él no es más que yo. Parece que soy la tonta del pueblo y la tonta del programa, pero de tonta tengo lo justo. Me sentí humillada y sigo muy dolida», zanjaba.

La pareja ha dejado atrás sus diferencias para confeccionar el menú de ‘La última cena’. El programa comenzaba con el presentador interpretando la canción ‘Eres’ dedicada a su compañera: “Eres por tu forma de cocinar lo que yo más quiero, eres mi limón, mi sal, mi hielo…”. El de Badalona se acercaba a Belén quien finalmente terminaba cantando y bailando junto a él.

La colaboradora se mostraba muy satisfecha con el resultado de su menú: «Mi marido y mi hija me han dicho que se lo han pasado fenomenal».