Dos días después de su reconciliación con Jorge Javier, la colaboradora ha reconocido que ha echado en falta un ‘lo siento’ por parte de su compañero.


Dos días después de su reconciliación en directo con Jorge Javier Vázquez, Belén Esteban ha reconocido públicamente que no está del todo convencida tras enterrar el hacha de guerra con su amigo y compañero de ‘Sálvame’. 

En su reconciliación, el pasado martes, el presentador se mostraba bastante relajado. Y reconocía que le daba igual si la reconciliación se producía o no. Porque quiere mucho a Belén e intuía que, tarde o temprano, se le pasaría el enfado después de la monumental bronca que protagonizaron en ‘Sábado Deluxe’. «Me dolió muchísimo que intenté buscar tu mirada y no la encontré. No podía entender cómo en ese momento no entendiste… Sabes perfectamente de dónde vengo, cómo es mi familia. Estoy muy cansado ya de que penséis que porque no lloro no pienso. Me lo habéis dicho muchas veces y ya me molesta muchísimo. A lo mejor no os dais cuenta. Pero parece que si uno no llora no padece. No encontré la complicidad de una amiga. Estaba chillando totalmente fuera de mí. Estaba intentado buscar un salvavidas que no encontré. Para mí esto es un desencuentro y ya está. Y por eso no le he dado mayor importancia. Me decían: se está liando, y yo tomaba el sol», le decía a la madrileña. Y recordaba a su compañera el afecto que siente por ella: «Para mí eres muy importante y te portaste muy mal el sábado. Sabes Belén que yo te quiero mucho». 

Belén, por su parte, admitía que su encontronazo en los platós de Telecinco le habían hecho daño. «Trabajaré contigo sin ningún problema, pero lo he pasado mal. He llorado mucho. Me hubiera encantado tomar el sol. Pero los trabajos tienen sus cosas. Tu familia lo ha vivido de una manera igual que yo he hecho dos recetas, cuatro o seis. Lo que me mandaban», admitía, con la voz entrecortada. «Yo soy muy llorona, soy muy dramática. No me supe explicar. Sigo pensando todo lo que dije. Por supuesto. Yo estaba hablando de lo que he vivido. Quizás me expresé mal. Pienso que no te he humillado en la vida. Yo hablé de mi sufrimiento. Por supuesto que hay personas que han sufrido más. Es verdad que he estado en mi casa, sí. Ojalá hubiera podido venir a trabajar, no haciendo recetas como he estado».

«Yo pedí perdón y a mí nadie me ha dicho lo siento»

Esta tarde en ‘Sálvame’, Belén ha hecho balance de su acercamiento con el de Badalona, que tras la polémica ha calificado el incidente de «chorrada». «Yo le dije ‘lo siento», ha afirmado a sus compañeros. No me corto un pelo, ni con Jorge Javier ni con ninguno de mis compañeros». Asimismo, ha valorado unas palabras que hizo su amigo años atrás, cuando admitía que no quería trabajar con ella. Sigue sin comprender que el presentador hablara de ello en público. «Me alegro que David Valldeperas y Raúl Prieto, que fue padrino de mi boda, que nunca me dijeran que no quería trabajar conmigo. Me sorprende que encima lo diga. En vez de contarlo en directo en un programa que lo ve media España me lo tenía que haber contado a mí».

«Yo pedí perdón por ese comentario que se tomó a mal y a día de hoy a mí nadie me ha dicho ‘lo siento’. No cuesta nada decirlo. No digo que me pida perdón, pero por lo menos un ‘lo siento’. A mí no me cuesta», ha señalado la colaboradora.

«Sigo muy dolida»

Belén ha reconocido que le ha sentado muy mal que Jorge Javier dijera que ella ha cobrado el sueldo íntegro durante la cuarentena para hacer dos recetas a la semana desde su casa, en la localidad madrileña de Paracuellos del Jarama. “Para hablar hay que enterarse, no voy a entrar a debatir pero ni yo sé lo que cobra él ni él lo que cobro yo”, ha explicado. «No soy tonta y el martes me mordí la lengua. El otro día dijo que le daba igual que esto se arreglase. Jorge Javier es muy inteligente, pero él no es más que yo. Parece que soy la tonta del pueblo y la tonta del programa, pero de tonta tengo lo justo. Me sentí humillada y sigo muy dolida», zanjaba.