La de Paracuellos del Jarama y el presentador han vuelto a verse las caras tras la sonada bronca en el ‘Deluxe’ del pasado junio. Así ha sido su tibio reencuentro.


Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban han vuelto a verse las caras después de su sonada bronca en ‘Sábado Deluxe’. El enfrentamiento entre el presentador y la colaboradora tuvo lugar el pasado 21 de junio. Dos días después hacían las paces en el plató de ‘Sálvame’, pero no habían coincidido desde entonces.

[lista_enlaces]

Mila Ximénez y Jorge Javier regresan a ‘Sálvame’

Su reencuentro no ha sido tan caluroso como la audiencia esperaba. Más bien ha resultado frío y distante. Toda la atención del de Badalona estaba puesta en su entrevista con Mila Ximénez, que ha regresado al trabajo después de casi tres meses volcada en su tratamiento contra el cáncer de pulmón que padece. También daba protagonismo a contar cómo han sido sus vacaciones. «Le he pillado el gusto al yate», decía. «Este verano he utilizado varios yates. Este año, como está esto de la pandemia, me he quedado. Siempre me da por largarme fuera de España. Este año me quedo aquí y me lo gasto en España. ¡Joder, la de hostias que me han caído!».

[lista_enlaces]

Belén Esteban: «Hay ciertos temas que no pienso hablar más»

Mientras Jorge Javier se ha mostrado relajado y risueño, Belén no ha podido evitar recordar el incidente vivido con su compañero. Sin hacer alusión directa a la disputa con su compañero, recordaba que «hay ciertos temas y con ciertas personas que no pienso volver a hablar más. Hay cosas que no me merece la pena. Yo vengo aquí a trabajar. He decidido no hablar. Hay cosas que no me han gustado». También revelaba que ha tomado una importante decisión: «En temas de política y del Rey no voy a hablar. Prefiero callarme. Después de la última que tuve, no lo voy a hacer. Respeto todas las ideas de la gente, pero sé lo que pienso», sentenciaba. «Yo entiendo a la gente que va en el metro. Estoy con ellos».

Asimismo, recalcaba tras sus recientes declaraciones sobre la «seguridad de mierda» del aeropuerto de Madrid-Barajas que seguirá denunciando ciertas injusticias. «A mí nadie me ha preguntado si he estado en contacto con algún positivo. Yo hablo como cualquier persona y porque pago mis impuestos, por eso hablo. Si veo estas cosas tendré que hablar sobre ello», decía.

Jorge Javier se interesa por las vacaciones de Belén en Canarias

El breve diálogo entablado entre Jorge Javier y Belén delante de las cámaras se ha producido tras la entrevista de Mila. El presentador se interesaba por las vacaciones de la madrileña en Tenerife, adonde viajó junto a Miguel Marcos, tal y como ha publicado SEMANA recientemente. «¡Qué bonitas tus fotos con los delfines!». Belén, muy educada, le ha respondido recordando que las instantáneas se publicaron en esta revista y que tanto ella como su marido lo pasaron estupendamente en sus días de descanso en el archipiélago canario.

A medida que avanzaba el programa, el ambiente se ha ido relajando entre ellos y las bromas se han ido sucediendo. La primera de ellas se ha producido cuando Jorge Javier ha recordado, en relación a una noticia sobre Asdrúbal -exmarido de Bibiana Fernández– que en algunos estados de Estados Unidos aún está prohibidas prácticas sexuales como el sexo oral o la sodomía. «¿Crees que podrían llevarte presa, Belén?», bromeaba el catalán. Más adelante haría alguna chanza a su compañera en relación a un posible embarazo. Y es que la madrileña ha confesado en reiteradas ocasiones que su sueño sería volver a convertirse en madre. «Eso sería lo más», apuntaba. 

El presentador pregunta a Belén por la muerte de Humberto Janeiro

En la recta final de ‘Sálvame’, Jorge Javier le ha recordado una noticia muy significativa que Belén Esteban no se había pronunciado hasta ahora: la muerte de Humberto Janeiro, que pilló a la colaboradora de vacaciones. «Desde que has vuelto no has comentado absolutamente nada sobre lo que ha sucedido en el clan Ubrique», le ha recordado el presentador. «Descanse en paz. No voy a decir absolutamente nada. No me alegro de lo que ha pasado, pero no tengo nada que decir. Hace mucho tiempo dije que no iba a hablar y cuando hablo es porque alguien saca algún tema», respondía Belén.

«Hay una persona que para mí es todo y no quiere que hable. Es un tema del que he prometido no hablar y es que no. Es verdad que he hablado mucho, pero es otra vida. Es muy sencillo: yo tengo mi familia. Mi marido, mi hija y yo son mi familia y no voy a decir nada», sentenciaba.