La presentadora ha estrenado ‘La habitación del pánico’. Un nuevo programa que hablará de los principales 'realities' y 'talents' de Telecinco y Cuatro.


Después de siete años presentando ‘Cazamariposas’, Nuria Marín ha dejado atrás el popular programa de ‘Divinity’, que se despide de la parrilla. Y afronta en solitario su nuevo reto profesional. Se trata de ‘La habitación del pánico’. Un nuevo magazine producido en colaboración con La Fábrica de la Tele en el que se hablará de los ‘realities’, ‘talents’ y otros espacios emitidos en Telecinco y Cuatro.

La edad de la presentadora Nuria Marín te dejará sin palabras

Rubén, de ‘La isla de las tentaciones’, el primer invitado de su programa

 

El nuevo programa de la periodista catalana ofrece una importante novedad a la audiencia de Cuatro, donde se emitirá entre semana a las 20:30 horas para continuar a las 21.30 horas en Divinity. La ‘Estación neurológica’ es, según la redacción, «un espacio de locura, de desmadre y descontrol. Un espacio en el que medir «los instintos y los miedos» más primarios, los deseos mas ocultos». O lo que es lo mismo: una revolucionaria «estación neurológica» creada para “saber la verdad”. 

Los invitados a ‘La habitación del pánico’ se someterán a un completo sistema de estudio de la actividad cerebral y física que permitirá obtener datos reveladores sobre sus sentimientos y sobre la veracidad de sus afirmaciones. Porque, tal y como indican, «hay cosas que decimos y no sentimos, y otras que sentimos y no decimos».

La imagen que demuestra que Carlota Corredera sigue igual después de 22 años

Rubén, de ‘La isla de las tentaciones’, el primer invitado de su programa

En total, son «siete pruebas de alta precisión» que trabajan como “un arma letal contra la mentira”. Éstas son: un electroencefalograma, un GSR para analizar la respuesta galvánica de la piel y el cambio de sudoración según los diferentes estímulos recibidos, la medición de las pulsaciones cardiacas o la codificación facial a través de una cámara de alta precisión capaz de recoger los movimientos de los 43 músculos faciales. Asimismo, hay pruebas que estudian lo que dicen la cabeza y los ojos: pupilometría, así como un estudio de los movimientos de la cabeza, mediciones del registro visual y un electroculograma.

El primero en enfrentarse a este dispositivo de «tecnologías punteras sincronizadas entre sí» es Rubén, el soltero de ‘La isla de las tentaciones’ con el que Estefanía Carbajo fue infiel a Christofer en las playas del Caribe.