La colaboradora de ‘Sálvame’ ha anunciado que abandona ‘Sola/Solo’ tras ocho días encerrada, pero asegura que ha sido una experiencia increíble, que le ha ayudado a ver que tiene un problema. Lo reconoce y declara que va a poner remedio.


«Hoy cumplo mi reto aquí en el programa ‘Sola’. Podría haber luchado más, podría haber luchado menos, e incluso si hubiera durado más, también hubiera sido criticada, juzgada. Al final he podido experimentar, a lo mejor si hubiera estado más tiempo hubiera vivido cosas más bonitas, yo ya con las que he tenido, me basta y me sobra», declara Anabel Pantoja desde la casa en la que ha estado ocho días viviendo una experiencia increíble.

La colaboradora de ‘Sálvame’ ha estado encerrada en pisito de soltera durante ocho días. Anabel Pantoja ha sido la primera concursante de esta nueva apuesta de Mediaset. «Estos ochos días me han servido para darme cuenta de lo que no soy capaz, de lo que sí soy capaz, como por ejemplo, de no comer chocolate en siete días», decía orgullosa en su despedida con la audiencia.

Ha dicho que quizá lo podía haber hecho en casa: “A lo mejor he tenido que venir a un reality, encerrarme y darme cuenta por mí misma de que puedo hacerlo, que tengo que cuidar mi salud lo primero, que tengo que salir fuera y mirarme a mí», continúa diciendo emocionada.

Anabel Pantoja ha sido consciente todos estos días de que tiene algo que hacer: «Tengo que empezar con un problema grave que tengo, que llevo acarreando 10 años. Tengo que ponerlo en marcha, no quiero seguir así. También tengo que poner remedio a la alimentación», apunta.

«No es lo que pida mi estómago, sino mi cabeza», dice Anabel

Además, con el tema de la alimentación, la colaboradora sabe que puede llevar una vida más saludable, solo tiene que meterlo en su cabeza: «Soy capaz de hacerme un batido de frutas y comérmelo. Puedo pedir comida y puedo recurrir a hacer lo que yo quiero, y que sea sano. Y no pasa nada, no paso hambre, todo es la cabeza. Me he dado cuenta de que no es lo que pida mi estómago, sino mi cabeza. Puedo vivir sin las patatas fritas, sin mayonesa… Puedo hacer una vida diaria sin esos tres factores que me están haciendo bastante daño», reconoce.

Las palabras de ánimo de su tía, Isabel Pantoja

Parece que las palabras de su tía, Isabel Pantoja, no han hecho todo el efecto que esperaban. “Que sepas que estamos contigo, que te queremos, que te adoramos, que morimos por ti. No quiero verte llorar ni un día más”, le comenzaba a decir la tonadillera, que es una de las personas más importantes de la vida de Anabel.

Después de quejarse, su tía le ha reñido: “Escúchame, que llevas dos días”. Unos segundos después, y más tranquila, la colaboradora se interesaba por su físico y admitía que había engordado. «¿Se me ve muy gorda?”, cuestionaba Anabel. Isabel Pantoja, sincera, le decía: “No, se ve como estás, yo te prefiero gordita. Cuando estás más delgada te cambia el carácter y tu forma de ser».