Ana Obregón está de enhorabuena. Después de pasar unas navidades de encierro por culpa del coronavirus, la actriz empieza el año recibiendo una buena noticia profesional. Y es que será investigadora en la tercera edición de ‘Mask Singer 3’, uno de los programas de televisión de más éxito.

Ha sido el programa el que ha dado la noticia a través de su Instagram: «Más que con lupa, ¡podría mirar a las máscaras con microscopio! 🔬 Ana Obregón (@ana_obregon_oficial) será investigadora en la tercera edición de #MaskSinger 🎭«, han escrito emocionados junto a la imagen oficial.

Coincidirá con otros rostros conocidos de nuestro país. Repiten un año más, los Javis, Javier Ambrossi y Javier Calvo, que han disfrutado al máximo cada una de las ediciones. Les acompañaré, además, Mónica Naranjo, que ya fue jurado del programa de televisión ‘Operación Triunfo 2017’.

Ana Obregón vuelve a la televisión: estará en ‘Mask Singer 3’

Esta increíble noticia llega después de que anunciara hace unos días que había superado el Covid-19, virus que no le permitió estar presentando las Campanadas en la Puerta del Sol junto a Anna Igartiguru. El hecho de fichar para ‘Mask Singer 3’ le va a ayudar mucho para desconectar del duelo en el que todavía está inmersa tras la muerte de su hijo, Álex Lequio.

De su hijo escribía hace apenas unas horas, ya que precisamente este 13 de enero se cumplen 20 meses del fallecimiento de su hijo. Una fecha que ha coincidido con la publicación de la noticia de su fichaje por Antena 3. No ha podido reprimir la emoción al recordar todos los momentos que ha vivido con su hijo: «Sería una egoísta escribir que llevo 20 meses muriéndome sin ti. Porque no se trata de mi, aquí yo no soy ni la protagonista ni la víctima», ha empezado diciendo.

«Lo justo sería decir que el protagonista y la víctima eres tú. Porque tenías 25 años cuando te diagnosticaron el maldito cáncer. Porque llevas 20 meses sin despertarte cada mañana con esa ilusión inmensa que tenías por vivir, de seguir trabajando incansablemente en la empresa que creaste, de salir con tus amigos a bailar, a divertirte, de crear algún día tu familia y tener los cinco hijos que querías, de ganar dinero para que tu madre ya no trabajara más. Así que hoy solo me salen dos palabras IMPOTENCIA e INJUSTICIA. Porque la vida no quiso cumplir con lo que era justo y por eso estoy enormemente cabreada con la vida. Porque nos arrancó dos corazones de cuajo: El tuyo… Y el mío… GRACIAS a tod@s por permitirme compartir mi dolor», ha terminado diciendo.