Ana María Aldón está viviendo su aventura más extrema en ‘Supervivientes’, pero antes de atreverse con esta andadura televisiva, la mujer de José Ortega Cano visitaba el plató de ‘Volverte a ver’ para recibir una emocionante sorpresa con la que no podía más que romper en lágrimas. Nacida en la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda, la hoy diseñadora es la pequeña de seis hermanos que se quedó embarazada con tan solo 17 años. Desde bien joven, ha sabido buscarse la vida haciendo frente a múltiples trabajos: desde el campo a una pescadería pasando por una frutería.

Mantiene una relación muy estrecha con su familia. Su padre falleció en 2001, entonces los hermanos prometieron que debían estar unidos por su madre a quien adoran. «Mi madre tuvo un matrimonio muy duro y una vida muy dura. Nosotros tenemos que devolverle a ella la alegría». 

Asimismo, ha revelado el vínculo especial que mantiene con uno de sus hermanos, el que le precede en edad. Recuerda que ambos siempre han permanecido unidos en situaciones complicadas: «Hemos pasado momentos muy duros abrazaditos de pequeños», explicaba. «Mi padre fue un hombre muy duro, de campo, muy severo. Tenía algún problema también. Se juntaban el hambre con las ganas de comer… Nos teníamos que esconder», ha revelado emocionada.

El mensaje de Gloria Camila

Ha sido una noche repleta de emociones en la que también ha estado presente Gloria Camila Ortega. Ambas tienen una buena relación y cuando la joven se enteró de que iba a ir a ‘Supervivientes’ la apoyó por completo: «Es una oportunidad única». Solo tiene palabras de elogio hacia la mujer de su padre: «Es una mujer fuerte y luchadora. Va a llegar muy lejos». Como exconcursante del reality, su consejo es el siguiente:»Que tenga la mente despejada porque su hijo va a estar bien»: «La veo ganadora y a mi sobrina también».