En el estreno del programa de la malagueña en Telecinco, la audiencia ha respondido con dureza a un importante detalle que no ha pasado desapercibido.


Después de muchas semanas anunciando su inminente regreso a la pequeña pantalla, María Teresa Campos ha vuelto por fin al trabajo. El miércoles 10 de marzo, Telecinco ha emitido por primera vez la primera entrega de ‘La Campos móvil’, el nuevo programa de la veterana periodista. La veterana periodista ha vuelto a la carga con 79 años con una primera invitada de excepción: Isabel Díaz Ayuso. La entrevista con la Presidenta de la Comunidad de Madrid se ha convertido en un momento muy esperado, ya que el mismo día del estreno del espacio de Telecinco, la política ha anunciado su decisión de dimitir de su puesto de presidenta de la Comunidad de Madrid y convocar elecciones anticipadas en la capital para el próximo 4 de mayo.

Vídeo: Europa Press

Ante este inesperado giro en la actualidad política del gobierno regional de Madrid, la  charla con la líder de los madrileños, millones de espectadores no se han perdido el encuentro entre la Campos y Ayuso. Y en cuestión de minutos, Twitter ha echado a arder con numerosas críticas a ambas.

El detalle que ha indignado a la audiencia

Y es que ha habido un detalle que no ha pasado por alto a los espectadores. Durante la emisión, las dos mujeres se han subido a un camión acristalado y han recorrido diferentes puntos de la capital: la sede del PP, La Moncloa, el Congreso de los Diputados, el Hospital Isabel Zendal o el barrio de Chamberí, donde se crió la periodista y política. En su televisado paseo, ni Ayuso ni María Teresa Campos llevaban puesto el cinturón de seguridad. Al menos, no uno reglamentario o adecuado para este tipo de vehículos. Y esto ha indignado, y mucho, a los internautas. Tan reprochable han encontrado su conducta que la DGT está estudiando el programa para saber si han cometido alguna infracción. 

Telecinco

Como se puede apreciar en las imágenes, María Teresa Campos e Isabel Díaz Ayuso estaban sentadas en dos sillones, pero el cinturón de seguridad que llevan no es el habitual: el modelo que suele cubrir la zona torácica o el denominado de «3 puntos», que protege el pecho y la zona de las caderas al sentarse. En su lugar llevaban un cinturón pélvico, o de «2 puntos» que quedaba prácticamente oculto bajo sus respectivos atuendos. Y de ahí el aluvión de comentarios.

«¿Muy señores míos desde cuando permiten ir en un camión con la caja de cristal con personas sentadas en ella sin cinturón de seguridad y haciendo que los conductores puedan tener un accidente de trafico? Programa La Campos Móvil espero se haga justicia y sean denunciados», comentaba un usuario. Otro señalaba: «La Campos entrevista a Ayuso en un vehículo que dudo que esté homologado con asientos en zona de carga sin cinturón de seguridad y siendo espacio cerrado sin distancia y sin mascarilla alguien debería investigar este tipo de documental». Y es que la cercanía entre ambas, las características del vehículo, completamente revestido de cristales, son otros aspectos del formato que se han observado con lupa.

En su encuentro, las dos han conversado sobre la trayectoria de la política, aunque no han abordado de la convocatoria de las elecciones anticipadas de Madrid, ya que el programa se grabó hace varios días.

GTRES

Al margen de las críticas, en este nuevo proyecto de María Teresa Campos no ha estado sola. La ha arropado todo el equipo de La Fábrica de la Tele, productora de su recién estrenado espacio. También la han apoyado de manera incondicional sus hijas: Carmen Borrego y Terelu. Esta última llegó incluso a acompañarla en los primeros días de grabaciones en la madrileña Puerta del Sol, donde se la pudo ver muy pendiente de su madre en cada momento.

«Siento que la gente me quiere mucho»

Son días de muchas emociones para la que antaño fuera reina de las mañanas en televisión. La comunicación es su pasión y ponerse delante del público es para ella una enorme responsabilidad y un privilegio del que piensa sacar todo el jugo posible. Hace apenas unos días reconocía sentir “mucha emoción y algunos nervios ante el estreno». Y es que, según ha señalado, «un programa es el resultado de una labor de equipo y en ese sentido me siento muy segura y agradecida por el trabajo que están haciendo el equipo de La Fábrica de la Tele y Mediaset España».

Asimismo, ha resaltado que la sigue moviendo «el deseo de hacer las cosas lo mejor posible». Por este motivo, «esta sensación de nervios y de emoción los he tenido y los tendré toda mi vida. Nunca he entrado a un plató tras un tiempo de inactividad o tras cambiar de programa sin esa sensación, porque uno debe tener muy presente que al público hoy le gustas y quizá mañana no. Siento que la gente me quiere mucho, por lo que estoy muy agradecida, y espero que me sigan queriendo”.