«Tiene una edad para darse cuenta de los comentarios que hace. Si quiere hablar, yo hablaré con ella», ha afirmado la joven.


Siempre en el punto de mira, la familia Campos continúa dando que hablar. Esta vez por el enfado que existe entre Carmen Borrego y su sobrina, Alejandra Rubio. “No estamos en un buen momento, no hemos hablado, estoy dolida», ha aclarado la joven. Añadía que no desea tratar el tema por teléfono y no han tenido tiempo para acercar posturas: «Con mi tía no tengo relación».

Instagram

No ha querido explicar cuál es el motivo principal que ha desencadenado este inesperado enfado, pero no es reciente, surge hace cuatro años. “Lo que ha pasado no lo voy a decir, eso lo tenemos que hablar en privado». Aseguraba en ‘Viva la vida’ que este episodio le está pasando factura a nivel personal: «Me fui fastidiada porque es mi tía y soy muy dura hablando aunque sigo pensando lo que dije». 

«Tiene una edad para darse cuenta de los comentarios que hace. Si quiere hablar, yo hablaré con ella», aseveraba. Sin desvelar los detalles del conflicto, la hija de Terelu Campos indicaba que «no es nada que tenga mucha importancia son cosas que a mí me han dolido, no se por qué se sorprende tanto». También ha recordado que la relación está totalmente resentida: «Era obvio que no teníamos la misma relación, se ha portado muy bien conmigo cuando tenía el Covid, pero no había relación”.

© Telecinco

Alejandra ha hecho referencia a que su tía había cambiado en los últimos tiempos: «Ella es una persona que siempre ha tenido muchísimo sentido del humor, era muy graciosa. Algo que la caracterizaba y a mí me encantaba. Estos años he visto a una persona que ha cambiado mucho. Igual es por estar aquí y lo que ha pasado», añadía. Sabe bien que su progenitora se desmarca del conflicto: «Si mi madre quiere seguir defendiendo las cosas a pesar de todo, me parece muy bien. Yo tengo mi opinión y ella tiene la suya».

La opinión de Terelu

Este nuevo conflicto surge a raíz de unas declaraciones en televisión de la ‘influencer’ en las que aseguró que su relación con su tía se había enfriado. La joven explicó entonces que no le gustaba que su tía aireara públicamente asuntos íntimos de la familia. Terelu también ha hablado al respecto: «No me quiero meter, sé que en alguna ocasión Alejandra me había manifestado algo que había ocurrido o cómo se había sentido pero tan radical como lo hizo no».

Telecinco

Explicó que al día siguiente habló con su hija que fue a su casa: «Tenía la inquietud de que su tía la había llamado, pero que ella no quería hablar por teléfono y quería solucionarlo cara a cara. Mi hermana es muy susceptible, pero Alejandra también”. Se desmarcaba de Alejandra y aclaraba que había ciertas cosas que no le habían gustado y que hubiera preferido que esta actuase de otra manera.