La colaboradora ha entrado en directo en ‘Ya son las ocho’ para hablar de su relación con Canales Rivera y ha protagonizado un tenso enfrentamiento con la hija de Rocío Jurado.


El 22 de diciembre de 2021 será un día inolvidable para Alba Carrillo. Es el día en que SEMANA ha destapado en exclusiva las fotografías de su divertido encuentro con Canales Rivera. El amplio reportaje fotográfico que se puede ver en nuestra revista recoge las muestras de complicidad y cariño del torero y la exmodelo durante una salida con amigos que terminó en apasionados besos… y una noche juntos en un hotel de Madrid.

Si por la mañana la colaboradora intervenía en ‘Ya es mediodía’ para hablar de su relación con su compañero de Mediaset, por la tarde ha hecho lo propio en ‘Ya son las ocho’. Allí se ha tomado a risa ser portada de SEMANA, así como los comentarios que ha  generado su inesperado idilio con el diestro. «Es que es de broma. Lo habéis puesto que parece que estamos en capilla casi. Yo no me caso más», decía. «Me parece alucinante ya el tema pareja. Somos amigos. Que no estoy en pareja. Precisamente es de lo que huyo ahora», añadía. Cuando sus compañeros le preguntaban si eran «follamigos», respondía: «Esa palabra es un poco fea».

El zasca de Gloria Camila que hace enfadar a Alba Carrillo

«Le conozco, me cae fenomenal. Me lo estoy pasando bien en general en la vida. Nos lo pasamos fenomenal y me encantaría volver a repetir eso«, reconocía. Asimismo, admitía que no se siente atraída por el oficio de Canales Rivera. «A mí no me gustan los toros… De toros no hemos hablado». En el plató se encontraba Gloria Camila, quien le lanzaba una pulla en pleno directo: «La invito a que un día vaya, para no hablar sin conocer». La madrileña, cabreada, explicaba que su exmarido, Feliciano López, era aficionado, así como un tío suyo: «Sé de ello y por eso lo rechazo y la tolerancia es aceptar que a otros no les pueda gustar».

«Me imagino que para conocer su profesión tendrías que conocer su profesión, a qué se dedica», insistía Gloria Camila. «Ahora mismo es colaborador», puntualizaba Alba. La hija de Ortega Cano entraba de nuevo a matar: «Pero es conocido por ser torero». Tras una meditada pausa, la madrileña explicaba: «No, es conocido porque su tío era Paquirri. Pero yo no voy hablando de los tíos de la gente con la que quedo. No quiero hablar de su tío! ¿Esta encerrrona qué significa? No me gusta el matiz que está cogiendo esto. No he venido aquí a debatir. Tengo total libertad para que no me gusten los toros y quedar con una persona y que sea torero».

Telecinco

Enfadadísima, Alba espetaba: «No me tenéis que llamar inculta porque si algo me define es que no soy inculta. Hay que conocer las cosas para poder opinar. Igual opino porque las conozco, como de Rocío Carrasco». La hermana de Rociito arrojaba un nuevo dardo: «Opinas demasiado, diría yo». 

«Sacar el tema de Rocío Carrasco me parece un poco lamentable», se ha quejado Gloria Camila

La guerra estaba más que servida. Alba decidía de inmediato quitarse el micrófono que llevaba enganchado a la ropa y abandonaba la conexión en directo: «Ay, dios mío. Vaya encerrona», se quejaba. Gloria Camila ponía la puntilla: «No lo conoce porque ha dicho que nunca ha ido a una corrida. Yo lo que he dicho es que la animo a que vaya a una corrida para poder determinar que no te gusta. Por lo menos puedes decir ‘he ido y esto no me gusta’. Alba siempre termina yéndose de los platós, de los programas, de los realities, en cuando no le gusta algo. Y la pullita de sacar el tema de Rocío Carrasco para defender algo me parece un poco lamentable».

La enemistad entre Alba Carrillo y Gloria Camila viene de lejos. La colaboradora, íntima amiga de Rocío Carrasco, es una de sus grandes defensoras en los platós de televisión. Más de una vez la hemos visto atacar duramente al clan Mohedano en su alegato a favor de la empresaria.

Las palabras de Alba contra Gloria Camila: «No se ha portado bien con su hermana»

Hace una semana, sin ir más lejos, reprendía a la joven por su amistad con Antonio David Flores. Y recordaba el daño que hizo a Carrasco: «Su hermana también tiene unos sentimientos hacía ella y ha visto cómo la persona por la que ha sufrido y por la que está en tratamiento, ella se sigue llevando con ese señor y ha estado a favor de ese seño. Ella no se ha portado bien con su hermana y tampoco con su madre, que recordemos la demanda de los mil millones de euros».