Adara ha vivido su noche más tensa en el plató de 'Supervivientes'. Allí se ha enfrentado a Carolina Sobe, a Bea Retamal y ha escuchado unas sorprendentes declaraciones de Hugo Sierra.


La vida de Adara Molinero ha dado un giro de 180 grados. En cuestión de apenas días ha pasado de disfrutar de su romance con Gianmarco Onestini a verse abandonada por el italiano. Ahora, su ex, Hugo Sierra, ha dado un radical giro de tuerca y ha contado una versión muy distinta sobre su ruptura. Sus declaraciones, sumadas a los enfrentamientos que ha vivido en el plató de ‘Supervivientes 2020’, han terminado por hacerla perder los nervios.

La ganadora asistía anoche a la gala del ‘reality’ de Telecinco. Allí confesaba su decepción por el inesperado regreso a Italia de Gianmarco, que ha dado carpetazo al que parecía el idilio del año. «Quién me lo iba a decir», confesaba. «¿Cómo nos la ha jugado?», comentaba Jorge Javier Vázquez. «Destrozada, pasándolo fatal, intentando asimilarlo poco a poco y, como estoy en casa, la cabeza no para. Todo esto me ha desestabilizado por completo.».

Hugo: «Ella siempre quiso la reconciliación conmigo y yo no quise»

La noche se presentaba cargada de emociones fuertes para Adara. El primero en abrir la caja de Pandora fue su ex. El uruguayo confesaba desde la palapa cómo se produjo la ruptura. «Ella siempre quiso la reconciliación conmigo y fui yo quien no quise. Se lo digo a toda España y a ti, Jorge, porque te tengo mucho cariño, Esa es la verdad, te lo juro por mi hijo. Esa es la verdad de las cosas. Hay que decir Rodrigo y no Ro-Ro».

Jorge Javier al escucharlo le comentaba que estaba revelando una versión distinta a la que conocíamos. «No sé si está con él ni me interesa, pero siempre quiso volver conmigo. La primera vez pudo haber algún acercamiento pero tras el segundo encuentro para mí no había vuelta atrás», añadía el concursante.

Elena: «Hugo es el padre de mi nieta y no tengo ningún resquemor»

Elena, madre de Adara, no daba crédito a lo que destapaba Hugo. «Para mí esto es nuevo. Mi hija estará fuera y que diga lo que tenga que decir. Hugo tiene una vida muy ordenada y una cría. Y mi hija es súper alegre. Si se quiere ir a China se va a China, si quiere abrir un centro de estética, lo abre. No congeniaban. Es el padre de mi nieta y no tengo ningún resquemor».

Hugo parecía dispuesto a seguir hablando a corazón abierto sobre Adara delante de toda España. «Las cosas no congeniaron. Tuvimos algunos problemas previos a la entrada de ‘Gran Hermano’, pero las cosas se dieron así. Le pedí a Dios que pusiera a alguien en mi camino que mereciera la pena y me ha hecho caso».